Opinión

Ingeniería médica

10 febrero 2014 4:17 Última actualización 24 marzo 2014 21:27



 
 
Cuando se menciona que los médicos y los ingenieros pueden trabajar juntos, la gente sonríe con socarronería. Sin embargo, la propia definición de ingeniería lo considera: “Ingeniería (de ingenio) es la aplicación del conocimiento científico, económico y social con el fin de diseñar, construir y mantener en buenas condiciones de operación equipos, maquinaria, procesos, sistemas, mecanismos, herramientas e instrumentos”.
 
La base fundamental para ser un buen ingeniero es un profundo conocimiento matemático. Los médicos, una fuerte base en biología. (Un cambio erróneo ha afectado la preparación de los ingenieros en México: se aumentó un año de Preparatoria (ahora son tres) y se eliminó un año de la carrera profesional. Un craso error que estamos pagando. La Preparatoria no da al aspirante a ingeniero una buena base matemática).
 
La ingeniería médica comprende una gama amplia de actividades y recibe el nombre alternativo de Bioingeniería, que implica un enfoque multi-disciplinario integrando las actividades de la profesión de ingeniería con el conocimiento básico de la medicina.
 
La ingeniería médica es necesaria para la industria del cuidado de la salud (conste que no utilizo el término “el negocio de la salud”), el sector industrial más grande del mundo, el cual se está expandiendo a una tasa del 7 por ciento anual. Inglaterra es el líder mundial en la investigación y manufactura de ingeniería médica la cual se basa en mecánica, hidráulica, electricidad, neumática, electrónica e ingeniería económica.
 
Las posibilidades de trabajo en México para ingenieros médicos son buenas y variadas. Pueden trabajar en compañías que se dediquen al diseño, desarrollo y fabricación de equipos médicos, en hospitales y clínicas proveyendo servicios no-clínicos, en la academia trasmitiendo sus conocimientos y experiencias, en instituciones como la Secretaría de Salud para trasmitir regulaciones médicas, etc. También pueden trabajar en el mantenimiento preventivo y correctivo de equipos médicos, calibración de instrumentos, asesores técnicos para los departamentos de mantenimiento, finanzas, ventas, mercadotecnia, publicidad, capacitación y entrenamiento del personal clínico en el manejo de equipos médicos delicados y costosos.
 
En la medicina moderna en el diseño, la innovación y la tecnología tienen cada vez  papeles más importantes. En los análisis de especificaciones para diferentes productos y servicios, en el costo de las investigaciones y el precio de los equipos. Lo fundamental es  la seguridad y la comodidad del paciente y la manejabilidad del equipo médico.
 
Conocimientos de un ingeniero médico: fundamentos matemáticos, físicos y químicos. Anatomía, fisiología y bioquímica. Instrumentación médica electrónica. Programación y aplicaciones de computadoras. Principios del funcionamiento de los principales equipos médicos. Práctica, habilidad y diseño en ingeniería. Bases de administración de proyectos de ingeniería y del mercado de equipo médico. Idiomas:  inglés, alemán y chino mandarín. Capacidad de abstracción. Razonamiento analítico y sintético. Capacidad de adaptación para trabajar en grupos bajo presión. (Yahoo).
 
Habilidades: Creatividad e imaginación. Investigación y desarrollo del conocimiento. Excelente comunicación oral y escrita. Interacción con personal médico y paramédico. Intuición hacia la innovación. Orientación personal hacia el diseño y las necesidades médicas.. Sensibilidad para ver el lado humano de una enfermedad. Estética médica: máquinas y equipos agradables a la vista, sin ruidos atemorizantes ni olores, como los equipos de los dentistas.
 
Twitter:  @Salvador G.Lignan
 
comunicacion_medica08@yahoo.com