Opinión

Informe sin informe

 
1
 

 

Momento en que Zambrano recibe el Tercer Informe de Gobierno del presidente Peña Nieto. (Presidencia)

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio, Gil pensó que no la menor de las contrahechuras de la democracia mexicana es que el presidente no pueda poner un pie en el Congreso. Los diputados y los senadores de la oposición, en especial morenos y perredistas, le impedirían a gritos y sombrerazos que tomara la palabra en la casa de la democracia, de la representatividad. Sí, estamos locos. A los legisladores debería importarles que el presidente entrara a ese recinto para debatir, negociar, discutir, gritarse si fuera necesario, pero no boicotear el informe de las actividades presidenciales.

A Chucha la democrática la bolsearon: Osorio Chong llegó a San Lázaro, entregó el mamotreto en la Cámara de Diputados y vámonos, el presidente no pone un pie en el Congreso. El Tercer Informe de Gobierno propiamente dicho ocurrirá en una ceremonia sin Congreso, pero con invitados, medios de comunicación, amigos y amigas. Un recuerdo del besamanos sin besamanos, un recuerdo de la cargada con cargada, un encuentro de la autocomplacencia con la misericordia: hemos movido a México, las reformas, magníficas; les informo, por si no lo sabían, que la crisis viene del exterior. O sea: un informe sin informe, un Congreso al acecho, ¿un presidente sin presidente?

Buenas nuevas
No todo es oscuridad. El delantero mexicano Javier Chicharito Hernández ofreció su primera conferencia de prensa como jugador del Bayern Leverkusen. Qué, ¿no les parece una buena noticia? Con ustedes no se puede, de veras, ¿pues qué quieren? Nuestro postróleo baja, el dólar sube como la espuma; el Chicharito, en cambio, cotiza bien aunque falle penales y goles con la puerta abierta.

Con la novedad de que el gobernador Duarte se dice víctima de un linchamiento por los homicidios de la colonia Narvarte: “hubo desde un principio un linchamiento político contra mi persona. Algunos reconocidos escritores e intelectuales participaron bajo un esquema de señalamiento”. El gobernador se refiere a un desplegado firmado por creadores en el cual le exigen al presidente Peña el esclarecimiento de los homicidios de la Narvarte. No exageremos, gobernador: se trata de un grupo de personas que quieren saber qué ocurrió. Un gobernador que lincha se siente linchado, ¿no es un poco demasiado? Por cierto, que el segundo asesino llevaba una pistola 9 milímetros y que recibió una llamada desde el celular de la colombiana. Cada vez son más los que creen menos.

Ríos Piter
Gamés se refirió en esta página del fondo a la probable postulación de Agustín Basave para la presidencia del PRD. Gilga no quita ni una sola coma de su desgualdramillado texto. Un poco apostando a ciegas, Gil considera que Ríos Piter debería ser el candidato natural a la presidencia del PRD. Digan lo que digan, Ríos Piter parece el más inteligente y sensato militante de esa izquierda, el que abriría las puertas a los jóvenes. Oh, sí.

En entrevista con Yared de la Rosa de su periódico La Razón, Ríos Piter afirmó: “Estoy dispuesto a contrastar con Basave. A comparar las visiones del modelo político. Lo que me interesa es garantizar que el PRD tenga una opción distinta a como se organiza y como se presenta ante la sociedad”. No se fijen mucho en el lenguaje, nada le hace.

La verdad es que Gil quisiera oír de los dirigentes de izquierda respuestas a las siguientes preguntas: señor Basave, señor Ríos Piter, señor etcétera: qué opinión tiene usted de: 1) la interrupción del embarazo; 2) la píldora del día siguiente; 3) la despenalización de las drogas; 4) la voluntad anticipada; 5) las libertades civiles.

Si no es posible obtener una respuesta a estas preguntas de parte de un político, Gilga sospecha que la izquierda, la derecha y el centro se dedicarán a dilucidar si el Presupuesto base cero sirve o no sirve. ¿Cuál ha sido la diferencia en política económica entre Fox, Calderón y Peña Nieto? Ninguna, amigo, ninguna.

La máxima de Santiago Carrillo espetó dentro del ático de las frases célebres: “En la política el arrepentimiento no existe. Uno se equivoca o acierta, pero no cabe el arrepentimiento”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
Basave
¿Quién será?
Capote