Opinión

Informe 2015 sobre el antisemitismo en el mundo

 
1
 

 

Angela Merkel

El pasado 25 de enero Radio Jai, con sede en Buenos Aires, Argentina, publicó el Informe 2015 sobre el antisemitismo en el mundo que dio a conocer Naftali Bennet (NB), titular de los Ministerios de Educación y de la Diáspora de Israel. NB consigna que el 2015 estuvo marcado por tres tendencias relacionadas con los judíos e Israel: el aumento del antisemitismo musulmán; la continuidad de acciones para deslegitimizar al Estado de Israel y el fortalecimiento de los partidos y movimientos políticos de extrema derecha, particularmente en Europa, continente epicentro del antisemitismo donde mas del 40.0% de los ciudadanos tienen puntos de vista contra Israel y los judíos y, de manera creciente, apoyan a los palestinos, incluso, un número significativo de europeos afirman que Israel esta tratando a los palestinos de manera similar al de los nazis a los judíos.

El repunte del antisemitismo en Europa, por lo menos en el último lustro, es el mayor desde el Holocausto y se ha caracterizado por el incremento del grado de violencia ejercido contra los judíos por parte de los islamitas y, en buena medida, estos han sido apoyados por células del Estado Islámico (EI). También son frecuentes casos de acoso y asaltos a judíos, así como la profanación de sus memoriales. El mayor número de atentados terroristas contra judíos se han llevado a cabo en Francia, Bélgica, el Reino Unido, Alemania, España y los países escandinavos. La violencia contra los judíos en Europa ha propiciado que se eleve el número de quienes emigran a Israel, EUA y Canadá, principalmente. En este entorno se ha creado un debate profundo en relación al futuro de los judíos en ese continente; en este sentido, NB ha señalado que “la abstención de las autoridades en Europa de señalar de forma explícita y sin ambigüedades el núcleo del problema (el antisemitismo) para tratarlo directamente, es uno de los principales obstáculos para la prevención del mismo”.

Por otra parte, NB menciona que la extrema derecha de Europa se reforzó significativamente en el 2015, proceso que se prevé continúe en el futuro próximo alimentado por la crisis de refugiados de Siria y otros países musulmanes que “azota” a Europa hoy día; la xenofobia de la ultraderecha se extiende a la comunidad judía ante el discurso de esta que se ha radicalizado, incluso culpan a los judíos de esta crisis “porque propiciaron la guerra en Siria e Irak, mediante la creación del EI o a través de una organización que importa inmigrantes por dinero”.

En Alemania, que el año pasado acogió a 1.2 millones de refugiados, la xenofobia se ha elevado de manera notable; en el 2015 se registraron 163 ataques de grupos xenófobos a alberges de refugiados, se multiplicaron por seis en relación al 2014.

La afluencia de refugiados a Europa ha creado preocupación en las comunidades judías de el continente; José F. Shuster, Presidente del Consejo Central Judío de Alemania, señaló en noviembre pasado, su preocupación de que muchos de los solicitantes de asilo vienen de países de culturas “en los que la hostilidad a Israel y el antisemitismo son una práctica común”. La propia canciller de Alemania, Ángela Merkel, dijo recientemente que “el antisemitismo esta mas extendido de lo que suponíamos, por ello tenemos que actuar intensamente para contrarrestarlo”. La crisis migratoria es la mayor que ha tenido que enfrentar Ángela Merkel en sus diez años de gobierno, su cultura “de bienvenida” a los refugiados se ve presionada por crecientes críticas de los partidos políticos de ese país, incluso del suyo; el debate sobre el derecho al asilo ya esta planeando medidas mas duras, como la deportación aún en caso de enfermedad o la intervención del ejército ante los disturbios que ya han provocado los inmigrantes; las críticas desde la derecha al gobierno y, sobre todo, a Merkel, se escuchan cada vez mas fuerte. El partido CSU amenazó ya con un juicio constitucional contra el gobierno federal. La crisis política que vive Alemania por los refugiados está generando una inestabilidad cada vez más grande.

Ángela Merkel ya esta abogando por “una reducción sensible del flujo de refugiados que llegan a Alemania; la ultraderecha antisemita cobra fuerza.

En el marco general del Informe de NB cabe destacar un capítulo especial que analiza la campaña de la Autoridad Palestina (AP) en diversos medios de comunicación para promover el odio religioso a través de la demonización del judaísmo y los judíos a quienes presenta como traidores, corruptos, codiciosos, mentirosos, que hicieron un pacto con el diablo y que son descendientes “de monos y cerdos”. El panorama para los judíos e Israel no es halagador.

También te puede interesar:

Etiología del antisemitismo

El Boicot-Desinversiones y Sanciones contra Israel

Otro año de incertidumbre