Opinión

Infonavit debe regresar a su origen

01 octubre 2013 5:2

 
Tras las inundaciones, los créditos para vivienda serán claves.
 
 
Una de las zonas grises del Infonavit, en la presentación de resultados, son los pequeños préstamos que otorga la banca privada para el programa Mejora tu Casa.
 
 
Me refiero a miles de créditos que van de 4 a 40 mil pesos y que otorga la banca privada con el aval del Infonavit, que al final suma esos préstamos a sus cuentas.
 
 
El caso es que gracias a esa contabilidad ficticia la entidad al frente de Alejandro Murat Hinojosa presume que ha formalizado 466 mil 133 créditos durante el año y que llegará a 545 mil créditos hipotecarios antes de que termine este 2013.
 
 
La realidad es que en los hechos cerca de un tercio de esos créditos contabilizados ni le pertenecen al Infonavit, ni representan una mejora en la vivienda de los trabajadores.
 
 
Como reflejo de lo que pasa en la economía, los créditos hipotecarios reales que otorga el Infonavit van a la baja, y prueba de ello son las grandes reservas en caja que mantiene, aún cuando el número de trabajadores afiliados al organismo también muestra cifras a la baja.
 
 
De acuerdo con cifras oficiales, las reservas de Infonavit pasaron de 10 mil 800 millones de pesos en junio del 2012 a 25 mil 500 millones de pesos a junio del 2013.
 
 
El caso es que si Infonavit cumpliera con su función básica que es el préstamo hipotecario directo a los trabajadores, las reservas deberían situarse en un máximo de 5 mil millones de pesos, para mantener un equilibrio sano entre préstamos, rendimientos para los trabajadores y recursos para hacerle frente a cualquier contingencia.
 
 
Para colmo de males, Murat y su equipo, con una gran imaginación, ahora otorgarán "premios" a los trabajadores que estén al corriente en sus pagos, y no se trata de cualquier premio, sino de 10 mil tabletas con servicio de internet, lo que representará un negocio multimillonario para el proveedor y sus amigos, y una gran pérdida de recursos para los trabajadores.
 
 
Por lo pronto, tras las inundaciones el tema de la vivienda será toral y sería conveniente el regreso del Infonavit a sus orígenes, me refiero al otorgamiento de hipotecas.
 
 
La ruta del dinero
 
 
Le comento que el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), que dirige el doctor Vinicio Suro Pérez, desarrolló un nuevo software que puede competir en el ámbito mundial con cualquier otro en su tipo, el cual se podría utilizar como un producto de línea en campos que producen aceite pesado y extrapesado de Petróleos Mexicanos que comanda Emilio Lozoya Austin. El caso es que en el marco del proyecto Manejo y transporte de aceite crudo pesado, que dirige el doctor en física Edgar Ramírez Jaramillo, y que contó con la participación de los investigadores Juan de la Cruz Clavel, Bernardo Carreón Calderón, Verónica Uribe Vargas, Mario Ramírez de Santiago, Ivan Galvan Yescas y Edgar Cazares Ibáñez, investigadores de la Coordinación de Aseguramiento de la Producción de Hidrocarburos del IMP, se desarrolló una metodología experimental y teórica que permite caracterizar aceites pesados y extrapesados, con el propósito de comprender de mejor forma su naturaleza y, a partir de esto, desarrollar tecnologías más adecuadas…
 
 
Con la novedad que el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, solicitó al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) de Alfredo del Mazo Maza, incluir a la capital del país en la lista de entidades que esta institución apoya con financiamiento para transporte público, pues recordó que el DF ha pasado de ser la urbe más contaminada del mundo, hasta recibir el reconocimiento internacional del C40, por las acciones emprendidas y los logros alcanzados en materia de calidad del aire, entre ellas el impulso al transporte colectivo como el Metrobús, que significa invertir por línea entre mil 500 y mil 800 millones de pesos.
 
 
rogeliovarela@hotmail.com