Opinión

Industria avícola de EU: defiende el NAFTA

 
1
 

 

huevo (Cuartoscuro/Archivo)


No nos engañemos. El que los gobiernos de Canadá, Estados Unidos y México hayan iniciado consultas con sus bases industriales con miras al inicio de una renegociación a la que convoca por su urgencia el Gobierno de Estados Unidos no significa que las cosas ni inicien bien y mucho menos que así terminen.

Conociendo al Presidente Donald Trump, lo que querrá el empresario es que su país se quede con todas las canicas alineadas como convenga a Estados Unidos. Una negociación digna y equitativa no debe de aceptar que esa posibilidad acabe siendo una realidad luego de que las negociaciones se lleven a cabo.

Optimistas se muestran los avicultores mexicanos y los estadounidenses. Canadá apenas comienza a tentar el camino en su calidad de aprendiz dentro de la industria avícola. A reuniones empresariales entre México y Estados Unidos ha asistido en calidad de escucha.

Los empresarios avícolas en Estados Unidos ya han defendido al TLC.

Parecen muy confiados de que la renegociación próxima no alterará significativamente el estado actual de las cosas. Al menos eso deriva de una carta que hicieron llegar al equipo que atiende las recomendaciones al Presidente electo.

Para los industriales productores de gallinas, huevos y pavos México es su mercado MÁS IMPORTANTE desplazando a China y a Rusia. En 25 años pasaron de prácticamente ninguna relación comercial a un monto que suma ya cifra cercana a los 4 mil millones de dólares anuales.

México, explican en una carta al equipo de Donald Trump, es ya un mercado MUY relevante para el comercio exterior de la industria. En los tres primeros trimestres del 2016 México ha comprado el 60 por ciento de las exportaciones estadounidenses en pavo, y el 12 por ciento del total de huevo vendido por la Unión Americana hacia otros mercados foráneos.

La carta sugiere que si hay que hacer cambios al TLC bien pudiera aprovecharse la cerrazón de Canadá tanto en carne de pollo como de pavo y de huevo.

Pero con México prefieren que no haya cambios. Se sienten cómodos con la relación de negocios con nuestro país e incluso señalan que han conseguido alinear políticas públicas para convertirse en una zona que pueda aprovechar su potencial productivo para atender de manera conjunta otros mercados.

El impacto económico del sector avícola estadounidense, incluyendo la carne de pollo, de pavo, de gallinas y de huevo, suma 470 mil millones de dólares y soporta casi a dos millones de empleos, los más rurales.

James H Sumner, Presidente del Consejo de la USA POULTRY & EGG EXPORT tiene fe en que las cosas no cambien.

No conoce a su Presidente.

Ciertamente México no tiene la exclusividad en la defensa del NAFTA. Esa labor le corresponde también a los empresarios estadounidenses.

DE TIN MARIN...

Sin definiciones respecto a quién habrá de sustituir a ENRIQUE JACOB en la Presidencia del INADEM. Se ve que el asunto no es menor tomando en cuenta el papel que pudiera jugar el organismo en un año muy complicado con miras a empeorar. Siguen dos presencias relevantes en la lista dentro del INADEM y tres foráneos. El Secretario de Economía dice que él no se va a meter. Nadie puede creerle. La posición es muy relevante. Con la subjetividad que implica, a este columnista le parece que JACOB ROCHA tiene ya claramente definido a su sucesor y que ILDEFONDO GUAJARDO su carta y que ambas posturas son distintas. ¿Quién influirá más en la voluntad del Presidente Peña Nieto? O... ¿quién tendrá los mejores argumentos? ¿o los más convincentes?

Correo:etj@universopyme.com.mx

Twitter:@ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:

¡Hola, China!

Adiós, Enrique…

Agricultores y la industria alimentaria de EU defienden el NAFTA ante Trump