Opinión

Indolencia partidista

 
1
 

 

Jaime Rodríguez

Los partidos han dado los primeros pasos para conjurar el castigo ciudadano. Como lo ha señalado Integralia a través de boletines de prensa y de Central Política (EL FINANCIERO, 2-07-2015), dos resultados destacados de la última elección fueron la fragmentación del voto y la resonancia de las victorias de los candidatos independientes.

A pesar de que el éxito de las candidaturas sin partido no fue contundente (sólo 5.0 por ciento de los candidatos federales y locales ganaron), la victoria de Jaime Rodríguez en Nuevo León prendió las alarmas de la partidocracia. A menos de un mes de que se hayan celebrado las elecciones, los congresos de dos estados aprobaron contrarreformas que aumentan las barreras de entrada a los candidatos sin partido. En Chihuahua, por ejemplo, los diputados aumentaron de uno a tres el número de años que los aspirantes independientes no tendrían que haber militado en un partido para lograr su postulación; y en Sinaloa, los aspirantes contarán con 50 días menos para obtener las firmas de apoyo ciudadano, en vez de los 90 días contemplados originalmente.

La fragmentación del voto y el surgimiento de la “amenaza independiente” son una sanción a muchos gobiernos caracterizados por la ineficacia y la corrupción. Con excepción de Querétaro, los siete estados que han tenido alternancia en el gobierno y que disputaron elecciones en 2015, no han logrado mejoras permanentes en crecimiento económico o en el Índice de Desarrollo Humano; asimismo, según el Índice de Corrupción y Buen Gobierno, la percepción de corrupción ha permanecido prácticamente invariable en esas entidades.

Si las contrarreformas de Chihuahua y Sinaloa forman parte de una estrategia de los partidos para aumentar las barreras de entrada a las candidaturas independientes en todos los estados, no sólo estarían limitando una fuente legítima de castigo electoral, sino que ignorarían el mensaje de los electores que exigen una democracia electoral de la misma manera que exigen una democracia eficaz.

El autor es director de análisis político y legislativo de Integralia Consultores.

Twitter: @gustavo_gilr

También te puede interesar:
El origen del colapso perredista
El mensaje de los votantes
Claudicación de un gobierno eficaz