Opinión

Índice Global de Emprendimiento

El Global Entrepreneurship and Development Institute (GEDI) emitió el pasado lunes su índice 2015 sobre las economías del mundo. México no sale muy bien evaluado: somos el país número 75 de los 130, y descendimos tres lugares de 2014 a este año.

El índice evalúa a las economías en 14 variables: oportunidad de inversión, facilidad de iniciar una empresa, riesgos institucionales, red empresarial, cultura empresarial, oportunidades de negocio, tecnología, capital humano, competencia, innovación de productos, innovación de procesos, crecimiento, internacionalización, riesgo de capital; y se construye con base en una amplia encuesta entre empresarios y académicos a nivel mundial, así como con base en datos duros. La encuesta se hizo a mediados de 2014, y la variable en la que el país sale mejor evaluado es la de “oportunidad de inversión”. Una variable que tal vez hoy, a la luz de lo que hemos vivido en México las últimas cuatro semanas, no tendría una calificación tan alta.

Las variables con calificación más baja son la de “capital humano”, “innovación de procesos”, “competencia económica” y “cultura empresarial”. Es decir, el índice arroja un país poco moderno. Pone a México por debajo de otras economías de América Latina, como Chile, Colombia, Costa Rica, Panamá y Perú; y aun más debajo de Israel, Polonia y Portugal.

La conclusión del GEDI es que México no es un país donde sea fácil florecer como empresario. Si bien hay grandes y muy sólidas empresas, nacionales y extranjeras, la cultura y las políticas no fomentan el desarrollo de empresarios y un sector privado más amplio.

Es una radiografía de las carencias que deben subsanar las Pymes para salir adelante. Tomemos una sola de las variables, la de "capital humano". Mientras que las grandes empresas tienen la posibilidad de atraer a los empleados de mejor talento (a los mejores de la escuela); las Pymes se ven resignadas a contratar a personas con niveles muy bajos de conocimientos, a pesar de ser egresados del sistema de educación media superior o superior.

México tiene que mejorar en todas estas variables para desarrollar las cadenas de valor en energía, salud, turismo, y otros sectores, indispensables para que superar el tímido crecimiento de nuestra economía.

Twitter: @julio_madrazo