Opinión

Índice de Paz en México

 
1
 

 

Bandera México

Qué mas quisiéramos los mexicanos que vivir en un país tranquilo y seguro en donde podamos salir de casa convencidos de que regresaremos a ella sin sobresalto alguno. El no preocuparnos por un eventual asalto en donde pudiéramos perder hasta la vida. El que los miembros de nuestra familia estén también a salvo y seguros. 

Sí, este es el México que queremos y que debemos exigir a las autoridades que lo hagan una realidad (poniendo nosotros la parte que nos corresponde).

¡Pero que lejos estamos de ello! Con inusitada frecuencia quienes debieran protegernos están coludidos con los ladrones y los asesinos; y los ciudadanos, en vez de sentirnos protegidos por la policía, tememos que sean ellos parte del problema y no de la solución.

Por demás interesante es la información recientemente publicada por el Institute for Economics & Peace bajo el título de Indice de Paz México 2017 (www.economicandpeace.org) en el que, como en años anteriores, analiza la situación de México en la materia de su especialidad ahora para el año 2016. Recomendamos ampliamente su lectura, de la cual recogemos algunos de sus mensajes.

“En México el nivel de paz mejoró 0.3 por ciento, cifra que representa el menor avance en los últimos cinco años. El estado más pacífico es Hidalgo, seguido por Yucatán, Veracruz, Tlaxcala y San Luis Potosí. Guerrero sigue siendo la entidad menos pacífica, seguida de Sinaloa, Morelos, Baja California y Baja California Sur. La tasa de crímenes de delincuencia organizada se redujo 7.9 por ciento. El impacto económico de la violencia ascendió a 2.12 billones de pesos en 2015, cifra equivalente a 13 por ciento del PIB de México. Esto corresponde a 17 mil 525 pesos por persona. La mejora obedece en mayor medida a la disminución de 10 por ciento en la tasa de delitos con violencia y de 8.0 por ciento en la tasa de crímenes de la delincuencia organizada. Sin embargo, esto se contrarresta por el deterioro en el indicador de presos sin condena, delitos cometidos con armas de fuego y tasa de homicidios.
 
“En 2015 los indicadores de los niveles de paz mostraron diferentes tendencias: dos indicadores mejoraron, mientras que en cuatro se deterioraron. La tasa de crímenes de la delincuencia organizada se redujo 7.9 por ciento. Los niveles de paz en México mostraron una mejora de 0.3 por ciento, cifra que representa el menor avance en los últimos cinco años. La mejora obedece en mayor medida, como señalamos anteriormente, a la disminución en la tasa de delitos con violencia y de la tasa de crímenes de la delincuencia organizada.

Estas no son sino algunas de las aseveraciones que contiene el informe de referencia. Sin duda, repetimos, la seguridad en nuestras personas y nuestros bienes deben ser una de las mayores prioridades de las autoridades y nosotros, ciudadanos, estamos aquí para exigirlas.

Mañana será otro día.

El autor es presidente de Sociedad en Movimiento.

También te puede interesar:
Los ciudadanos exigimos a los candidatos
¿Qué país queremos?
Josefina