Opinión

Indicadores climáticos

1
 

 

Cambio climático

El cambio climático en el mundo tiene relación con las actividades humanas, no solamente en relación a la necesidad de contar con más alimentos. El incremento del bióxido de carbono en la atmósfera y otros gases de invernadero (greenhouse gases emissions) está afectando de alguna manera el clima de la tierra. Las temperaturas aumentan, las nevadas y las lluvias están cambiando y son notorios los climas más o menos extremosos. Veranos más calientes o inviernos menos fríos, como lo percibí en la Patagonia argentina en diciembre de 2014 y enero de 2015 y en Noruega en 2012.

Para seguir de cerca el cambio climático se usan los llamados indicadores. En Estados Unidos se utilizan 30 indicadores agrupados en seis categorías para ayudar a conocer las tendencias a largo plazo relacionadas con las causas y efectos del cambio climático.

Las seis categorías principales con el número de componentes seguidos entre paréntesis son: 1) Gases de invernadero (4). 2) Tiempo y clima (6). 3) Océanos (4). 4) Hielo y nieve (6). 5) Salud y sociedad (5). 6) Ecosistemas (5).

¿Por qué usamos indicadores? Porque es una forma importante de seguir las variaciones y comunicar las causas y efectos del cambio climático.

Un indicador representa el estado o tendencia de ciertas condiciones del medio ambiente en un área determinada en un período específico de tiempo, para entender mejor los efectos de los cambios en el clima de la tierra. Esta compilación y control está diseñada para ser útil para los ciudadanos, analistas, científicos, gobernantes e investigadores para comunicar efectivamente y detectar los factores relevantes y las tendencias y efectos de la calidad en el medio ambiente, su consecuencia en los ecosistemas y en la sociedad y también suministrar información para tomar decisiones científicamente basadas.

Ejemplos: el promedio de kilogramos de dióxido de carbono generados para producir mil calorías consumidas por humanos en la carne vacuna en Estados Unidos es de 9.6 Kg. Los gases de invernadero procedentes del sistema digestivo de la cría de ganado vacuno en EU contienen 40% de metanol.

También te puede interesar

Términos climáticos

Realidad del cambio climático

Origen de los glaciares