Opinión

Inconformes con el Buró
hasta amparos quieren promover

En público, sólo elogios y apoyo. En privado, quejas y amparos. A escasas 96 horas de que cumpla su primer mes de operación, el Buró de Entidades Financieras (BEF) ya tiene preocupados y molestos a algunas entidades financieras. Y eso que hasta ahora sólo incluye a bancos.

Nos comentan que algunas instituciones que están y serán incluidas en este Buró lo consideran ya una “piedrita en el zapato”. Su “preocupación”, así le llaman, es porque los datos que se manejan en el portal sobre sanciones puede afectar de forma injusta su reputación de mercado.

Esto porque en el rubro de sanciones que les aplican las diferentes autoridades financieras -que la Condusef ha sumado y seguirá haciendo de forma trimestral para hacerlas públicas-, incluye el total de las sanciones sin importar que éstas se encuentren en firme o no. Es decir, sin considerar que algunas estén en proceso de revisión y defensa a petición de las entidades financieras ante los organismos públicos que las impusieron.

Y es que en caso de que se determine no aplicar algunas sanciones manifestadas en el Buró (tras el proceso de defensa de las empresas), la Condusef tendrá que corregir la suma de las mismas al siguiente trimestre. Este procedimiento, nos dicen, dañaría injustamente la imagen de las empresas, por lo que han propuesto que sean sólo las que estén en firme, aunque parece se les olvida a las instituciones que incluso desde este año la CNBV publica ya las sanciones que realiza, sin que estén en firme.

Aun así, varias instituciones financieras comentan que analizan acudir al amparo para que no aparezcan las multas a que son sujetas por las autoridades que las vigilan.

Pero que no se olvide: los primeros amparos interpuestos en contra de la reforma financiera por las aseguradoras Thona Seguros, General de Salud, Compañía de Seguros, Allianz Mexico, SA, Compañía de Seguros, General de Seguros, HIR Compañía de Seguros y Seguros Monterrey New York Life, ya fueron rechazados en días pasados por los juzgados, ya que se declararon incompetentes. Estas aseguradoras se quejaban hasta de violación a sus derechos humanos, como la afectación a su patrimonio y libertad de trabajo.

Tampoco ha sido de su agrado que son señaladas las cláusulas abusivas que aplican en sus contratos. Lo más fácil sería que las eliminaran, ya que son malas prácticas en contra de los usuarios, así que hay que esperar a ver si hay amparos que procedan o deciden cambiar. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Dato

En un mes el Buró -que ojalá no quede en consulta sólo para notas periodísticas o de economistas- ha recibido 42 mil visitas. El 7.0 por ciento son consultas que se realizan de otros países, principalmente de Estados Unidos, India, Bolivia, Alemania, Canadá y España.

Twitter: @JLeyvaReus