Opinión

Imágenes escandalosas, hechos conocidos

    
1
   

    

Morelos, policía

Resulta lastimoso ver el video que se viralizó la semana pasada en el que se exhibe cómo en 2015 el entonces alcalde electo de Mazatepec, Jorge Toledo, es intimidado y sometido por un grupo de hombres armados y encapuchados (al parecer, al mando de Santiago Mazari Hernández, El Carrete, líder de Los Rojos). Mazatepec es un pequeño municipio situado al poniente de Morelos, que en el último censo contaba con menos de 10 mil habitantes. Aun así, los criminales exigieron al alcalde electo cinco millones de pesos, además de instruirle, entre otras cosas, que las compras de material para obra pública deberían quedar bajo el control del grupo criminal.

En todo momento, el alcalde Jorge Toledo se dirige al encapuchado que lo amenaza (sin ninguna sutileza, a él y a su familia) con la mayor deferencia. Lo trata de “compadre” y le agradece el trabajo de Los Rojos en contra de los rateritos, los extorsionadores (¡!) y los secuestradores. También le ruega comprensión. Cinco millones de pesos es demasiado para las finanzas de su municipio. Le recuerda que él ha sido bueno. Cuando estuvo al frente de la Subsecretaría de Reinserción Social (en tiempos del exgobernador Marco Adame Castillo) Los Rojos tuvieron “todas las facilidades”. Queda claro que, para el alcalde Jorge Toledo, El Carrete y sus recaderos armados son la autoridad. A raíz de la divulgación del video, Toledo fue citado a declarar. Muy probablemente tenga que dejar su cargo. Las imágenes son demasiado escandalosas y las pistas de la colusión criminal demasiado obvias.

Desafortunadamente, el caso del alcalde de Mazatepec no es excepcional. Tampoco es muy novedoso. En el video se revelan algunos detalles importantes. Sin embargo, en términos generales sólo se confirma lo que ya era del dominio público. En marzo pasado, el comisionado estatal de Seguridad de Morelos, Alberto Capella, advirtió que al menos 13 ayuntamientos del estado pagaban cuota a Los Rojos. Mazatepec estaba en el listado que proporcionó el comisionado. Los otros doce municipios son Amacuzac, Coatlán del Río, Emiliano Zapata, Jojutla, Miacatlán, Puente de Ixtla, Temixco, Tetecala, Tlalquitenango, Tlaltizapán, Xochitepec y Zacatepec. El propio Toledo admitió haber sido extorsionado, pero puntualizó que fue de los alcaldes “que menos pagó”.

A pesar de amenazas, resistencias y una continua campaña de desprestigio, el actual gobierno de Morelos no ha claudicado frente a Los Rojos. Un logro importante fue establecer el Mando Único en los 33 municipios del estado, lo que implica, entre otras cosas, que El Carrete ya no pueda imponer a los directores municipales de seguridad pública. Curiosamente, el Mando Único ha estado en el centro de los ataques por parte de fuerzas políticas de signo opuesto al del gobierno estatal. Hace apenas algunos días, el Instituto Nacional Electoral ordenó al Partido Encuentro Social suspender la difusión de un spot sobre Mando Único, por contener elementos calumniosos en contra del gobernador Graco Ramírez.

Las autoridades estatales han señalado que se ha logrado la detención de integrantes de Los Rojos, y que dicho grupo criminal ha sido desmantelado en un 85 por ciento. Por ejemplo, en marzo fue detenido el encargado de cobrar las cuotas a los alcaldes, y quien aparece en el video difundido la semana pasada: Guillermo Mercado Brito, El Memo o Marín, operador financiero y coordinador logístico de Los Rojos en Amacuzac.

Sin embargo, la intimidación a autoridades municipales ha seguido: en junio pasado la cabeza de una mujer fue abandonada en Tlaltizapán (otro municipio dentro de la lista del comisionado Capella). A un costado de los restos de la víctima, los criminales colocaron un mensaje en el que se acusa al alcalde de no haber cumplido con acuerdos previos, pese a recibir apoyos económicos durante su campaña. También en junio otro cuerpo fue abandonado, esta vez en el centro de Jojutla, junto con un mensaje con amenazas contra el alcalde.

El Carrete es un criminal de viejo cuño (la familia Mazari prosperó desde la década de los 30 gracias al robo de ganado). A pesar de los golpes recientes en contra de organización, El Carrete todavía cuenta con una red de protección en el aparato burocrático y la clase política local de Morelos. A lo anterior hay que sumar que distintos partidos han promovido en el pasado las candidaturas de familiares de El Carrete (incluyendo al actual alcalde de Amacuzac). En la jornada electoral de 2018 se renovarán tanto la gubernatura como las 33 alcaldías del estado. Sería ingenuo pensar que el líder de Los Rojos no intentará nuevamente promover candidatos afines a sus intereses, o bien intimidar a quienes resulten electos. Los dirigentes nacionales de todos los partidos políticos harían bien en poner mucha atención a los perfiles que postulan para las elecciones del próximo año en Morelos.

Twitter: @laloguerrero

También te puede interesar:
'Snitching': un mal necesario
¿Un agravio más?
Cuatro de cuatro