Opinión

IFE y la partidocracia


 
Para el gran cronista, Miguel Reyes Razo.
 
La partidocracia sentó otra vez sus reales, pero esta vez casi aplasta al IFE.
 
¿Que el IFE no era un órgano de espíritu ciudadano? Pues como sea hoy tiene cinco consejeros menos y su destino depende de lo que negocien los grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados.
 
El IFE está en el peor de sus escenarios, pero no es la primera vez que lo arrinconan. Hace poco más de seis años no les gustó el resultado electoral federal y cambiaron casi de un plumazo al Consejo General.
 
Ayer entre abrazos y discursos de buena voluntad, el PRD les reclamó los casos Monex y, obvio, las multas por el rebase de gastos de campaña de AMLO.
 
La realidad es que los partidos seguirán manejándose con cuotas, porque van a nombrar --algún día-- a consejeros a su gusto. Primero los apapachan y luego los desechan. Si no pregúntenle a Leonardo Valdés.
 
Los cuatro que quedan no saben si van a permanecer en caso de que se concrete la creación del INE. Hoy el IFE está sin cabeza y sus consejeros estigmatizados. No se vale.
 
El interinato quedará entre Benito Nacif y Marco Antonio Baños.
 
¿Y la representación ciudadana en la organización de las elecciones?, bien gracias.
 
 
Farolones de la calle
 
Un grupo de senadores del PAN --entre ellos sólo dos legisladoras-- propusieron una iniciativa para que el 50 por ciento del gabinete sea integrado por mujeres. Lo curioso es que se quedaron mudos cuando el reportero Rivelino Rueda les preguntó si los panistas serían capaces de apoyar --por primera vez-- a una mujer en la presidencia nacional de su partido.
 
Les dolió el callo. Tanto que los que ahí estaban Roberto Gil Zuarth, Federico Döring, Gabriela Cuevas prefirieron darle la vuelta, lo que mostró que doña Chepina ha generado mucha animadversión en sus propias filas.
 
El tema es absolutamente partidista y allá que con su pan se lo coman. Lo malo son las reacciones como la de Federico Döring que se acercó a mascullar algo así como “mariachi bien pagado toca mal las rancheras”, lo que lo etiqueta entre los que creen que todo pasado fue mejor. Es como si nadie se percatara de que el PAN está más dividido que un pan de caja. ¿O no?
 
Lavaderus est
 
Columnómetro del licenciado Aquiles Baeza.
 
1.- La decisión de los panistas de abandonar una discusión en el Congreso no es nueva. Pero le metió mucha presión de Emilio Gamboa que se la sabe de todas, pero la decisión ya la habían tomado. Y seguro pesó más la mano del que mece la cuna que la minoría de maderistas en la bancada panista.
 
Los panistas sabían que perderían la votación pero no el debate y así lo hicieron saber.
 
Lo que llama la atención es que anticipen que no seguirán en el debate fiscal, pero que se reincorporarán a la discusión del dictamen de Ley de Ingresos, para rechazarlo y cuestionar el endeudamiento del gobierno federal. ¿Tons?
 
Luis Videgaray, secretario de Hacienda, afianzó los acuerdos con el PRD, lo que dio paso a siete cambios de calado como el aumento a la comida chatarra del 5 al 8 por ciento. Ahí nomás.
 
2.- Dicen que “muerto el niño a tapar el pozo”... y eso pasa ahora que se aprobó la reforma fiscal. Y antes de que alguien salude con sombrero ajeno, fueron los Notarios los que argumentaron los inconvenientes del IVA a la compra de viviendas. Quien mayor atención puso a los argumentos de Ignacio Morales Lechuga, presidente del notariado del DF, para evitar un impuesto por demás injustificado y que en la práctica afectaba sensiblemente a aquellas familias que con trabajo y esfuerzo buscan comprar una casa fue el diputado Manlio Fabio Beltrones.
 
3.- Onda grupera en la CDHDF. La sucesión en la Comisión de Derechos Humanos en el DF, obligada hace un mes por la decisión de la mayoría de los diputados capitalinos, muestra un interés muy acentuado porque quede como presidente cualquiera de los ocho prospectos identificados con los que estaban antes, o sea, Luis González.
 
Una fórmula que destaca y que es defensora de la causa de los Derechos Humanos es Rosy Laura Castellanos, a quien se le agradece no andar en la onda grupera, de orda o tribu. La ALDF tiene hasta el 5 de noviembre para nombrar al nuevo ombudsman capitalino. Esperemos que no se equivoquen.
 
4.- ¿Y dónde quedó el Pacto por Michoacán? Hace unas semanas los actores políticos michoacanos se desgarraban las vestiduras por este acuerdo para sacar a flote a uno de los estados más golpeados por el crimen. Tras el retorno de Fausto Vallejo y los ataques criminales a instalaciones de la CFE, todos quieren la desaparición de poderes, pero nadie quiere asumir un gobierno al que le quedan escasos dos años de gestión. Lo que hace falta es un replanteamiento del programa federal de seguridad.
 
Tarjetazos de la politóloga Melita Peláez.
 
--Dialéctica de la votación. El que vota por el sí, vota a favor y el que no, pues no.