Opinión

ICH, con la chequera lista para salir de compras

  
1
Rufino Vigil

  

Rufino Vigil

Con un balance prácticamente sin deuda y con más de 20 años sin pagar dividendos, la siderúrgica Industrias CH acumuló un efectivo equivalente a casi 500 millones de dólares al primer trimestre de 2015, un incremento de más de 230 por ciento en los últimos cinco años. Para los expertos del sector, la compañía que preside Rufino Vigil reúne las condiciones para salir de compras dentro y fuera de México y retomar así su vocación de consolidador del sector siderúrgico. Las últimas adquisiciones que hizo la principal productora de aceros especiales
-varilla y tubería de costura- en México fue en 2011 al hacerse de los activos de Bluff City Steel en Estados Unidos. Si la dueña de Grupo Simec quisiera repartir la caja entre sus accionistas, tocarían entre 15 y 16 pesos por título. Su reporte del primer trimestre de 2015 fue positivo y superó expectativas. Monex prevé que finalice 2015 con un crecimiento de casi 40 por ciento en su flujo operativo.

Autlán se ‘energiza’ con proyectos eólicos
Sus proyectos de expansión en energía renovable, han resultado un catalizador para la acción de Minera Autlán. Sus títulos concluyeron la sesión de ayer con una ganancia de 11.1 por ciento, tras acumular hasta el cierre del pasado lunes una pérdida de 25.5 por ciento en el año.

Los analistas ven en los proyectos de energía eólica una opción para que el grupo que preside José Antonio Rivero pueda bajar los gastos de energía, rubro que representa cerca de 30 por ciento de sus costos totales.

El fabricante de ferroaleaciones está considerando la construcción de parques eólicos y una hidroeléctrica, ésta por cierto, a ubicarse en Puebla. Con su expansión en el sector energético, el grupo busca alcanzar objetivos de rentabilidad y crecimiento en la generación de flujo operativo.

Audi quiere ser verde en México
Hace dos años Audi revolucionó la forma de hacer energéticos en el mundo al crear su primera planta que llamó e-gas, una tecnología que convierte el dióxido de carbono (CO2) y electricidad en metano o gas natural por medio del proceso conocido como electrólisis. La empresa tiene una planta ubicada en Werlte, Alemania, que produce mil toneladas métricas de metano con el dióxido de carbono y que la fusiona con la electricidad sobrante de su planta cogeneradora para consumo propio. Por qué le cuento esto, algunos proveedores de esta tecnología ya tuvieron cita con la administración de Audi en México pues analizan traer el proyecto al país a fin de impulsar la conversión de autos de gasolina a gas natural.

También te puede interesar:
​Tricio eleva su apuesta por Aeroméxico
Hernández ‘hospeda’ 340 mdd en Acapulco
Venta inteligente de teléfonos