Opinión

ICA y el aeropuerto

  
1
Bernardo Quintana

  

Bernardo Quintana, ICA

Esta vez las malas noticias son buenas nuevas para los Quintana, los jefes de la atribulada ICA. Le explicamos: Resulta que la iniciativa privada aumentará de 42 a 84 por ciento su participación en el fondeo del nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México para 2016, luego de los recortes previstos al gasto público para el próximo año. Nos cuentan que ICA, que preside Bernardo Quintana, ve con buenos ojos esta coyuntura, pues les permitirá quedarse con más contratos de un proyecto en el que tienen experiencia, pues ellos construyeron el actual aeropuerto capitalino. Esto significa una bocanada de aire fresco para el grupo, que en 2015 ha perdido casi 50 por ciento de su valor en la BMV. Entre el miércoles y viernes, el precio de sus acciones repuntó 13 por ciento, después de que la semana antepasada tocara mínimos históricos en 5.9 pesos. Así que no le pierda la vista a las licitaciones que ya comenzó a soltar el gobierno.

El espectáculo, protegido contra el dólar
La administración de Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), dueña Ocesa, puede estar tranquila con la devaluación del peso frente al dólar al haber contratado coberturas para este año. Sin embargo, para 2016 deberá de tomar las medidas conducentes al no tener seguro alguno contra el riesgo cambiario. Al igual que otras industrias, la de entretenimiento suele estar dolarizada, particularmente cuando se contratan espectáculos que se traen del extranjero como la Fórmula 1 a realizarse los próximos 30 y 31 de octubre, y el 1 de noviembre. Hasta la obra de El Rey León, donde intervinieron actores mexicanos, tenía su componente de costos en dólares al haberse importado su tecnología de Estados Unidos. Se calcula que cualquier edición de la Fórmula 1 tiene un costo de 70 millones de dólares, por lo que el reto para el grupo que dirige Alejandro Soberón será encontrar las eficiencias en costos y evitar deudas.

¿Otro año sin gas?
El 2015 no ha sido fácil para Cola-Cola FEMSA, el mayor embotellador de Coca Cola del mundo que dirige John Anthony Santa María Otazua. La fuerte devaluación en Venezuela y la debilidad económica en Brasil provocaron que sus ingresos y flujos de operación cayeran en doble dígito al primer semestre, lo cual podría mantenerse hacia el cierre del año. Adicional a esto, el panorama para 2016 no luce favorable. Analistas de Casa de Bolsa Santander ven un entorno económico más desafiante para la firma, especialmente en Brasil y Colombia, y creen que una depreciación mayor a la esperada de monedas clave para el grupo, erosionarán una buena parte de sus mejoras operativas. Por tal motivo, bajaron su recomendación de inversión para los títulos de la firma, de "compra" a "mantener" y, curiosamente, un precio de 140 pesos en su acción para finales de 2016, lo que implicaría irónicamente una potencial de subida de 21 por ciento. Haga sus cuentas.

También te puede interesar:
El maquinista de ferrocarrileros
Proyectos casi concretos
El recorte de ‘Pancho’