Opinión

Ibarra quiere conquistar España y parte de sus cinco mil 110 millones de euros

1
 

Introduzca el texto aquí

Roberto Ibarra

Hace unas semanas, Claudia Alcántara publicó en este periódico un extenso reportaje: “Transnacionales vienen por el negocio de convenciones a México”, en el cual narraba cómo, gracias a las reformas de telecomunicaciones y energética, y al fuerte crecimiento que registran las industrias automotriz y aeroespacial, el turismo de reuniones crecerá aceleradamente en México, con la organización de congresos, convenciones y expos.

Este boom —señaló Claudia— está convertido en un imán para que empresas extranjeras que se dedican a organizar esta clase de eventos, comiencen a llegar a México para pelear a las compañías locales una buena parte de este mercado que vale miles de millones de dólares.

Entre las empresas que menciona la investigación están Maritz, de Estados Unidos; las inglesas Reed Exhibitions, Tarsus y UBM; así como la alemana Messe Frankfurt Exhibition, que tiene presencia en México desde hace muchos años.

Entre las empresas mexicanas que se dedican a este negocio, el arribo de competencia foránea a algunas les preocupa y a otras les estimula, pues creen que siempre debe ser bienvenida la competencia.
Pero hay una tercera reacción que va mucho más allá y es la de Roberto Ibarra, presidente de Turismo & Convenciones (T&C).

Hoy, Ibarra hará el anuncio oficial de la apertura de una oficina de su compañía en Madrid, con lo cual se convierte en el primer PCO (Organizador Profesional de Congresos, en inglés), con la idea de competir en su terreno tanto con compañías españolas como europeas.
Ibarra va en este proyecto junto con dos socios mexicanos: Alfonso Correa y David Tarrab, quien es el director de su empresa T&C; así como con otros dos españoles, Raúl de Gregorio y Carlos Granda, que son quienes atienden la nueva oficina en Madrid que, aunque hoy se dará a conocer oficialmente su apertura, en realidad comenzó a funcionar desde febrero pasado.

Tradicionalmente las empresas turísticas mexicanas se mostraron muy cómodas atendiendo sólo al mercado local, sin atreverse a ir más allá donde el mercado potencial se ensancha enormemente. Por eso es que da gusto ver que hay empresarios nacionales que se arriesgan y se atreven a iniciar proyectos que traspasan nuestras fronteras.

Además, la apuesta de Ibarra y sus socios está bien pensada, porque con una inversión inicial de cien mil euros entran a competir en el mercado español del turismo de reuniones que, según comenta el propio empresario, tiene un valor anual de cinco mil 110 millones de euros, similar al mexicano que está estimado en seis mil 200 millones de dólares.

La idea de Ibarra es competir en toda Europa para después convencer a sus clientes de realizar sus eventos en nuestro país.

Por lo pronto, ya consiguieron su primer cliente, la llantera Continental Tire, que les pidió organizar en Lisboa una convención para llevar a sus 120 distribuidores de España. Además, firmaron un contrato para manejarle todos sus eventos durante 2015.

Asimismo, se afiliaron a la Cámara Española de Comercio y a la Asociación de PCO de España. De entrada, el objetivo de T&C Europa son las empresas mexicanas importantes que tienen oficinas en España como Modelo, Bimbo, Cemex, Herdez, para lo cual han recibido cartas de presentación de Roberta Lajous, embajadora de México en ese país. Y, si comúnmente Ibarra ha sido crítico con el actuar del Consejo de Promoción Turística de México, ahora reconoce que ha recibido todo el apoyo tanto de Javier Aranda, director regional para Europa de este organismo, como de Ximena Caraza, directora de ProMéxico en España.

“Hay interés de muchas empresas extranjeras de venir a México, por eso es que nosotros vamos para allá, para competir en su terreno”, explica Ibarra, al cual ojalá en el corto plazo le sigan otros empresarios mexicanos.

En los alrededores
Nombramientos. Royal Caribbean nombró al chef John Suley vicepresidente de Operaciones de Alimentos y Bebidas, quien tendrá a su cargo la supervisión de los 265 restaurantes que esta naviera tiene en sus 23 cruceros.

Por su parte, la hotelera Accor ascendió a Balendra Nagesvaran a la vicepresidencia de operaciones de sus marcas de lujo, que incluyen Sofitel, Pullman y MGallery, para la región de América del Norte, Central y casi todo el Caribe. Este ejecutivo tendrá a su cargo el proyecto de abrir un Sofitel en la ciudad de México, que se ubicará sobre Reforma y, según tienen planeado, abrirá en 2017.

También te puede interesar:
Turismo y bodas, un matrimonio perfecto
Turismo de reuniones: se quejan los secretarios estatales
Expo Meetings y el ninguneado turismo de reuniones