Opinión

Humo y especias de Kansas City

   
1
   

  

Porco Rosso

Dirección: Zacatecas 102 esq. Orizaba, col. Roma, Delegación Cuauhtémoc.

Teléfonos: 5264-4355 / 5264-4668

Twitter: @PorcoRossoBBQ

Horarios: Lunes a domingos, de 13:00 a 22:00 horas.

Precio: $250-$400 por persona.

Tiempo: Media hora.

Compañía: Pareja, amigos y familia.

Tarjetas: American Express, Master Card, Visa, crédito y débito.


No es secreto que el barbecue se ha puesto de moda en la ciudad. Cada vez son más los restaurante que dedican su tiempo y sus hornos a cocinar costillitas, pulled pork y brisket. Por suerte, varía la preparación de la salsa y la cocción de la carne, lo que hace más interesante la competencia.

Porco Rosso ocupa una esquina frente al parque Luis Cabrera -en la colonia Roma Norte-, en un sitio que estuvo abandonado por años y al que le dieron nueva vida con contenedores, sus huertos sembrados en huacales y, por supuesto, su comida.

El BBQ que encontrará aquí es estilo Kansas City, ya que el papá de uno de los socios -quien diseñó las recetas- era originario de esa ciudad. Sus carnes son cocinadas lentamente en un ahumador a la usanza clásica de ese sitio, mientras que su salsa es predominantemente dulce, pero con buena presencia especiada.

Recomiendo probar el que es, probablemente, mi sándwich favorito de Porco Rosso: el de pulled pork. Está relleno de una sustancial porción de carne de puerco deshebrada, impregnada con el aroma del humo y el sabor de la salsa BBQ. Trae un poco de ensalada de col y verduras encurtidas, lo que le da un contraste fresco y resalta las especias. Si decide acompañarla con una cerveza American Pale Ale la experiencia será aún mejor.

No dude en pedir el tocino. No espere unas láminas delgadas y doradas como estamos acostumbrados, sino unas rebanadas largas y gruesas de carne jugosa con grasa suave y con orillas ligeramente crujientes.

Si tiene ganas de ensuciarse las manos, las costillas baby back son lo suyo. Suficiente carne pegada al hueso que tendrá que roer un poco, pero con la que terminará chupándose los dedos -es un error no hacerlo.

El brisket -el pecho de la res- les causó dolores de cabeza a los socios de este lugar. Tuvieron que hacer prueba tras prueba, cambiando los tiempos de ahumado, hasta dar con el término correcto. Resultó en una carne fácil de cortar y con mucho sabor.

Para acompañar pida el mac & cheese. Como se hacen al momento, su consistencia es ideal, la salsa de queso es cremosa y tiene algunos -pocos- tropiezos de tocino.

Porco Rosso ha hecho ruido y hay días que es difícil encontrar lugar. Por ahí escuché que pronto instalarán más mesas, así que quizás la espera sea menor.

Lo que cambiaría: todas las carnes se sirven bañadas con la salsa BBQ. Preferiría que se sirviera con sólo un poco y agregar más a mi gusto en la mesa. Mucha salsa domina algunos sabores como el del tocino y el brisket.

Lo que me faltó: los domingos preparan barbacoa, la versión mexicana. Tendré que darme una vuelta para probarla.


Twitter: @ysusi

1
  

      

Porco Rosso
1
 

    

Porco Rosso