Opinión

Hornos de microondas y contaminación de alimentos

 
1
 

 

Hornos de microondas. (LG.com)

El horno de microondas es una forma rápida y eficiente para calentar un alimento porque dirige su energía calorífica directamente a las moléculas (partículas minúsculas) de la comida. El horno de microondas calienta la comida de la misma manera que el sol calienta nuestro cuerpo: por radiación.

¿Debe calentarse un alimento con plásticos? No existe una sustancia simple llamada plástico, ya que para dotarlo de mayores ventajas físicas se le agregan dos sustancias principales para hacerlo más duro, transparente, más suave o más flexible. Estas sustancias son el Bisfenol- A (BPA) y los Phthalatos. Ambas sustancias migrantes crean disruptores endócrinos que irritan a las hormonas humanas.

Cuando un alimento se mete al horno de microondas envuelto en plástico o en un contenedor de plástico emigran sustancias en forma importante hacia los alimentos, principalmente de las comidas grasosas como carne, quesos y otros tipos de comida.

La FDA reconoce que existe la posibilidad de que una pequeña cantidad de plasticidas emigren hacia tu comida. En lugar de plástico deberás usar recipientes por cuyos materiales no se presente migración a los alimentos.

Si un alimento no advierte en su etiqueta que puede introducirse en el horno de microondas, no lo metas.. Para ello siempre revisa su etiqueta.

• Lo mejor es transferir los productos en plástico a recipientes de vidrio o cerámica que son adecuados para los hornos de microondas.
• No permitas que el plástico toque los alimentos durante su calentamiento. Mejor busca otras alternativas.
• Alimentos en botellas de plástico, cartón, latas o tubos de plástico como margarina, yogurt, crema, queso, mayonesa y mostaza no es seguro su calentamiento en hornos de microondas.
• Las charolas con alimentos pueden estar formuladas para usarse sólo una vez en el horno. La etiqueta debe indicarlo así.
• Nunca metas al microondas bolsas de plástico de los supermercados o de expendios de comida rápida.
Más que pensar qué temperatura necesitan tus alimentos para calentarse en el horno de microondas, analiza si están colocados en un recipiente o cobertura adecuada. El peligro es la posible emigración de sustancias químicas procesadas en plantas industriales que envenenarán tus alimentos y tu cuerpo.

Fuente: Harvard Medical School.

Twitter:@SalvadorGLignan

También te puede interesar:

Grasas trans

Venenos metabólicos

¿Por qué no usar jabón actibacterial?