Opinión

Hora de unos 'lonches'

   
1
Lonchería Bravo

   

Lonchería Bravo

Dirección: Río Sena 87, Col. Cuauhtémoc.

Teléfonos: 5207-6276

Twitter: @LonchesBravo

Horarios: Lunes a viernes, de 8:00 a 18:00. Sábado y domingo, de 9:00
a 17:00 horas.

Precio:
 Desayunos: $100 por persona.  Comida: $150-300 por persona.

Tarjetas: American Express, MasterCard, Visa, crédito y débito.

Tiempo: Media o una hora. 

Compañía: Amigos y familia.


Pese a la reciente euforia por los camiones de comida –food trucks– en la ciudad, son pocos los que me gustan. Uno de ellos es Primario, el proyecto de tres jóvenes aprendices del restaurante Biko: Bernardo Bukantz, Luis Serdio y Rodrigo Chávez.

Estos tres amigos buscan que los antojitos típicos mexicanos estén hechos con mayor sofisticación y creatividad, con propuestas como el burrito de chamorro, la tlayuda de lengua o el pambazo de pulpo. Sin embargo, a veces me parecía que el acelerado ritmo dentro de la cocina del camión no les permitía expresarse de forma precisa y consistente. Así que cuando escuché que ellos mismos acababan de abrir un nuevo lugar en la colonia Cuauhtémoc, no lo pensé dos veces.

Lonchería Bravo es el nombre de este proyecto. El espacio es pequeño y sólo cuenta con cuatro largas barras con bancos. Definitivamente no es un lugar para una larga sobremesa, pero sí un lugar para comer muy bien –enfatizo el muy– a precios igualmente accesibles.

Se trata básicamente de una tortería, pero basta la torta de suadero para mostrar su encanto. Hecha con pan de agua, suadero, cebolla rostizada, puré de aguacate y pipicha –un quelite–; salsa tatemada, rábanos encurtidos y hojas mixtas. La textura e intensidad de sabor del pan es perfecta para disfrutar cada uno de sus ingredientes, especialmente el del majestuoso suadero.

También hay que probar la torta de short rib con relleno negro o la de rabo de res. El alioli de café que tienen las dos funciona de maravilla.
Heredado del menú de Primario está el pambazo de pulpo. El pan de agua adobado se humedece rápidamente, pero eso no impide disfrutar el pulpo a las brasas mezclado con delicioso queso desmoronado.
Las opciones de vino y cerveza son pocas, pero se compensa con las aguas frescas, también traídas de Primario. En ellas juegan con mezclas de frutas, hierbas y especias como la de pepino, limón y menta o la de jamaica con naranja, anís, canela, pimienta negra, clavo y romero.

Para terminar, el postre del día. Si tienen helados pregunte por el de tascalate, una bebida chiapaneca con denominación de origen, hecha generalmente con maíz, cacao, achiote, azúcar y canela.

Si trabaja cerca puede pasar a desayunar, pues abren desde las 8 de la mañana con un menú pequeño pero donde se antoja todo.

No creo que pase mucho tiempo antes de que la Lonchería Bravo esté siempre llena y sea necesario hacer reservación, así que vaya pronto. Coma o desayune con calma, pero si la fila es larga, sea considerado y no se quede más tiempo del necesario.


Twitter: @ysusi

1
   

   

Lonchería Bravo