Opinión

Hidalgo paga
la Bicentenario

28 abril 2014 19:16

___¡Pero si Calderón lo dijo! Felipe, claro el ex Presidente que gusta de grandes sacos color oliva y de gorritas cafés de Harvard. Luego, el Gobernador cerró el trato con el director de Pemex y el negocio estaba hecho. Sacaron la tarjeta y ya está: habrá refinería.

Claro, pero hay un problema: ni Calderón es ya Presidente, ni Miguel Osorio Chong, Gobernador. Vaya, hasta Juan José Suárez Coppel ya cobra en otras ventanillas.

Lo único perceptible que quedó de la fiesta de la Refinería Bicentenario es esto: un pago mensual de alrededor de 15 millones de pesos a Banorte, que usted hace.

¿Por qué? Pues por el crédito por mil 451 millones de pesos que adquirió el Gobierno de Hidalgo para comprar los terrenos útiles para construir la citada refinería fantasma y que generosos contribuyentes como usted pagan, queriendo o no.

Ese compromiso representa el 56 por ciento de la deuda total de esa entidad fabricante de escamoles, gobernada ahora por Francisco Olvera Ruiz, quien francamente ¿qué puede hacer más allá de berrinche?

Básicamente con dinero de la federación, el Gobierno de su estado pagaba mensualmente el equivalente a 28 millones de pesos de puros intereses por sus deudas hasta septiembre, según Fitch, la calificadora.

Haga cuentas y más o menos le saldrán unos 15 millones correspondientes al proyectote del sexenio pasado.

El Gobernador Olvera sacó el petate del muerto hace poco para decir que o le cumplen a los hidalguenses o habrá “problemas sociales”.

Osorio Chong, ahora en calidad de secretario de Gobernación, seguro sacó un rosario al escuchar lo anterior y reza por que a Emilio Lozoya, ahora jefe en Pemex, se le ocurra un buen chiste la próxima vez que alguien le pregunte como para cuándo es la inauguración.

Recuerde usted que él dijo que si había reforma habría refinería. Ya hay reforma.

A usted le toca pagar mil 451 millones más intereses, de aquí al 2027.

Calladito y cooperando.

Impuestos inmediatos

___Ya que estamos en el SAT… empresas como Liverpool, a cargo de Max David, enfrentan cambios al ISR que postergarán cualquier jolgorio que acompañe un esperado regreso de sus ventas:

“Ahora (en 2014) tendrá que pagar el impuesto desde el momento de realizar las ventas, independientemente de cuándo se cobren, lo cual tendrá un impacto en el flujo de efectivo de la compañía.”

Lo comunicó en su reporte anual justamente Liverpool, en referencia a su preocupación por las compras que usted hará a crédito. Hágales un favor, pague en efectivo.


1
EVIDENTE

Música en Polanco

Columna (Cortesía)

Centro de negocios... y musical. El Festival de Jazz de Polanco reunió a cientos de personas durante el sábado y el domingo en el teatro al aire libre Ángela Peralta, del Parque Lincoln. Oferta cultural en plena zona hotelera del DF.