Opinión

Herramientas de 'coaching' financiero

 
1
 

 

coaching financiero. (www.mexbcn.com)

Si bien el conocimiento e información son activos fundamentales para tomar decisiones eficientes, es un hecho que la vastedad de opciones complica el avance. Es en esos casos cuando el coaching aplicado al ámbito financiero es una buena técnica para avanzar.

En la entrega anterior de esta columna abordé este tema y ahora presentaré algunos aspectos que es factible trabajar en forma individual, aunque siempre será mejor hacerlo a través de un coach profesional.

1.- Hay cualidades que ayudan a las finanzas personales como la determinación, la constancia, el compromiso o la responsabilidad; eso explica cómo alguien con conocimiento falla en la administración de su dinero.

Existen factores como la falta de claridad sobre los objetivos o creencias limitadoras que impiden llevar a cabo los deseos. En esa situación, la primera acción sería hacer un diagnóstico cualitativo; es decir, dejar por un momento los números y preguntarnos cuál es nuestra percepción de satisfacción en cuanto a conceptos tan básicos como gastos, ingresos, ahorro, inversión, posesiones materiales, deudas o seguridad.

2.- Habiendo identificado las áreas en las cuales se trabajará, deben elegirse bien las metas específicas y para ello se cuenta con varias herramientas con ingredientes muy similares.

Habrá que analizar si el objetivo es alcanzable o cuáles son las acciones que llevarán a su realización, tener fechas determinadas de inicio y terminación; fijar los pasos a seguir; conocer los obstáculos y cómo se vencerán; los factores de motivación; definir los recursos necesarios y saber los efectos que provocarían dicha meta.

3.- Si se tratara de un problema, están presentes otros elementos a considerar, como no confundir la enfermedad con el síntoma.

Por ejemplo, podría mencionarse la dificultad para pagar un crédito, pero probablemente el origen sea una mala administración.

4.- El proceso puede ser tan sencillo como encontrar un cambio de primer orden que significa modificar un comportamiento en forma consciente para tener un resultado deseado; sin embargo, en ocasiones la problemática o la meta significan una transformación de segundo orden, es decir, variar la manera en la cual se observa el mundo y las creencias.

Más aún, es posible que implique un modo diferente de interactuar con el medio ambiente y se convierta en un hecho trascendente, porque afecta la conducta con personas allegadas como podrían ser la familia o los amigos.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
Utiliza el 'coaching' financiero
¿Confianza en el sistema de pensiones?
Afore, ¿la revolución que viene?

>