Opinión

Herradura vende 127 millones de dólares y va por más

De acuerdo a Enrique Gavica, director de mercadotecnia de Herradura Brown Forman, el mercado de bebidas espirituosas —whisky, vodka, ron, etcétera— en México tiene un valor anual de 3 mil 500 millones de dólares. Eso significa que cada mexicano (incluyendo niños, abstemios y ancianos) gasta anualmente 29 dólares en estas bebidas. Claro que unos consumen más que otros. Esto no incluye el vino de mesa, que no se categoriza dentro de ese proceso; es decir, no tiene el carácter de spirit.

Gavica también afirma que el mercado de venta de tequila en México es de mil 155 millones de dólares y que la participación de mercado de Casa Herradura en esa categoría es de 11 por ciento. Multiplicando, se obtiene que esta empresa representa anualmente ventas por 127 millones de dólares. ¿De qué?: tequila Herradura, Jimador, Selección Suprema y otras marcas que ha estado lanzando.

Pero Herradura va por un segmento muy apetitoso: el mercado de marcas premium, donde el consumidor está dispuesto a pagar una prima por obtener un producto más sofisticado. Tal es el caso de Herradura Ultra, el tequila lanzado la semana pasada por esta empresa estadounidense, y que conlleva una guarda de cuatro años en barrica, así como la mezcla de varios tequilas añejos y reposados para obtener una bebida más apta para paladares que buscan suavidad en esta bebida.

Herradura tiene 42 por ciento del mercado en tequilas premium en México. Gavica afirma que los tequilas de esta empresa no requieren resaltar sus atributos —como hacen otros tequilas—, ya que se vive con la convicción de que estos atributos, en el caso de sus marcas, emergen y se hacen presentes por sí solos.

Pero otras bebidas acechan al tequila en el mundo. La competencia es feroz. El whiskey y el bourbon, por ejemplo, pasaron la barrera de los mil millones de dólares en ventas anuales el año pasado, convirtiéndolos en una de las categorías de bebidas espirituosas de mayor crecimiento. Las exportaciones de estas bebidas de Estados Unidos a México aumentaron 162 por ciento el año pasado. La propia Brown Forman sabe de estas tendencias. Su Jack Daniel’s tiene creciente presencia aquí.

La marca de bebida espirituosa más grande del mundo, por tamaño de venta, es Johnnie Walker, que el año pasado facturó cuatro mil 370 millones de dólares. Entre los diez primeros lugares de bebidas alcohólicas hay rones (Bacardí), vodkas (Smirnoff), whiskies (Chivas Regal) y whiskeys (Jack Daniel’s).

Aún es difícil pensar que algún tequila se posicione como una de las marcas top de todo el mundo, pero debe reconocerse que varios lo están intentando, y Brown Forman es una de las más consistentes en ese intento.

Twitter: @SOYCarlosMota