Opinión

Herdez me confunde


 
En mi despensa hay latas de varias marcas. ¿Frijoles negros refritos? La Sierra; ¿pollo con arroz? Campbells; ¿aceitunas rellenas de anchoa? Serpis; ¿paté de pato? Martiko; ¿salsa verde? Del Monte; ¿atún aleta amarilla? Vigilante; ¿atún blanco? Ortiz; ¿salsa de chile chipotle? La Costeña. Nada de Herdez.
 
Confieso que soy poco consciente de algunas cosas que hay en mi despensa. Seguramente he tenido productos de Herdez en otros momentos. Ayer el director de mercadotecnia de esta empresa, Héctor Carrillo, dijo que no subirá los precios de los productos que vende, a pesar del alza que han experimentado en el precio de los insumos. Lo absorberán. Suena bien.
 
Pero también confieso que me confundió el señor Carrillo, porque dijo que la empresa mantendrá sus márgenes 'estables', y que crecerá a doble dígito. ¿Por qué mi confusión? Porque, caeteris paribus, eso no es posible; es decir, no es factible absorber variaciones fenomenales en precio de insumos y mantener márgenes iguales a los del pasado.
 
Para mantener márgenes habría que reducir gastos administrativos en una proporción similar, o instrumentar una tecnología más eficiente que reduzca costos. Pero ninguna de esas 2 cosas se anunció en la conferencia de prensa de Herdez ayer (aunque sí se dijo que habrá innovación en productos, pero con propósitos comerciales). Incluso, siendo mal pensados, uno podría pensar que si Herdez no quiere trasladar las variaciones en precio a los consumidores, entonces estará trasladando esas presiones a los proveedores, ¿exprimiéndolos?
 
El anuncio de Herdez me hace pensar que los mensajes de responsabilidad social corporativa tienen que ser doble y triplemente pensados antes de ser lanzados a una conferencia de prensa como la de ayer. Por estas confusiones a la gente común y corriente le cuesta tanto trabajo creer en los discursos de responsabilidad social empresarial (por un lado te digo que soy muy bueno, pero por otro mantengo mi rentabilidad intocada, no vayan a molestarse los accionistas).
 
Herdez es una gran empresa mexicana de gran tradición. Pero su comunicación es chafa. Basta con entrar a su sitio web y atestiguar que nadie ha podido actualizar su historia corporativa de 1995 a la fecha.
 
Twitter: @SOYCarlosMota
carlos.mota@elfinanciero.com.mx