Opinión

Hendricks chaqueteó

  
1
  

 

joaquin hendricks. (Tomada de @hendricksjoaqui)

En la renovación del PRI, los estados donde no gobierna se han convertido en una prioridad, por lo que realizan un análisis exhaustivo de sus fortalezas y debilidades, además de que el presidente del partido los ha visitado.

Quintana Roo ha sido una gran sorpresa, porque Joaquín Hendricks, exgobernador priista de la entidad, apoyó al candidato del PAN-PRD, Carlos Joaquín González, y eso, aseguran, no sólo significa chaquetear, si no perder la vergüenza, ya que en la pasada elección de junio, Hendricks era secretario técnico del Consejo Político Nacional del PRI, uno de los cargos más importantes del partido.

Y por si había dudas respecto a los apoyos que dio al hoy gobernador de Quintana Roo, éstas se disiparon con el nombramiento del secretario de Finanzas del estado, Juan Vergara Fernández, quien es muy cercano a Hendricks desde que gobernó la entidad de 1999 a 2005.

Es por ello que los priistas consideran que Quintana Roo es uno de los estados más complicados después de que perdieron el poder.

Pero sin duda Morelos es la entidad donde el PRI ha casi desaparecido. Coptado por unos cuantos personajes que se intercambian los distintos cargos de elección, como Maricela Sánchez y su hija Maricela Velázquez, Amado Orihuela y Guillermo del Valle, el PRI ya no tiene ni bases y sólo gobierna 9 de los 33 ayuntamientos de la entidad.

El tricolor perdió en Morelos en el año 2000, cuando ganó el PAN con Sergio Estrada Cajigal y desde entonces no ha podido recuperar el poder, ni siquiera rehacerse como partido político.

En Morelos, aseguran los priistas, no hay reglas y sólo un pequeño grupo se ha quedado con el partido, lo cual ha sido notorio hasta en las visitas del actual presidente nacional.

Cuentan que en el evento que se llevó a cabo cuando el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, acudió al estado, una señora a gritos le mentó la madre al gobernador Graco Ramírez y el líder local, Rodolfo Becerril, se puso hasta pálido.

Y ven las cosas tan difíciles que consideran factible que un personaje como Cuauhtémoc Blanco, presidente municipal de Cuernavaca, pueda ganar la elección, debido a la degradación de los partidos políticos en la entidad.

De cualquier forma, difícil

Han sido meses de tensión, de ver subir y bajar al peso frente al dólar, por fin en el día crucial tenemos al cierre de esta columna, todavía a Donald Trump con un mayor número de votos electorales que Hillary Clinton.

Si esta tendencia continúa, el mundo verá gobernar a un racista, misógino, entre otros muchos calificativos, que ganó la elección con pleno conocimiento de sus defectos por parte de sus electores.
Obvia decir que lo mexicanos pagaríamos muy cara esta decisión del electorado estadounidense, pero al parecer en esta elección el actual gobierno no saldrá, de cualquier forma, muy bien librado.

Ha quedado clara la cercanía de Hillary Clinton con Margarita Zavala, comenta Fausto Pretelin analista internacional.

La precandidata presidencial del PAN estuvo en la Convención Demócrata en apoyo a Hillary y aunque no se esperaría un apoyo explícito, es evidente que en forma codificada, el PAN tendría el aval de la Casa Blanca.

Además, Andrés Manuel López Obrador también podría tener el respaldo de Hillary por la labor que ha hecho en su campaña Marcelo Ebrard, mientras que los priistas, al parecer sólo tendrán críticas por las violaciones a los derechos humanos.

***
Mañana Ricardo Monreal nos definirá algunos puntos de su propuesta hacia la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México en 2018.



Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Cuidado con Veracruz
Elección muy cerrada en el Estado de México
Gota a gota, el violento negocio colombiano