Opinión

Hay Beltrones para rato

 
1
 

 

Manlio Fabio Beltrones (PRI)

Bien hubiera podido quedarse en el puesto al esgrimir todos esos datos que muchos analistas muestran como positivos para el PRI en los comicios del pasado 5 de junio. No se requeriría mucho esfuerzo hacer valer los apoyos de gobernadores, alcaldes, senadores y en general de toda la claque partidista como lo hicieron al final del acto en el que Manlio Fabio Beltrones presentó su renuncia.

El texto que pronunció no es común entre los políticos; tiene numerosos destinatarios y con todos esos ángulos define una plataforma de postulados. De arranque, es contundente cuando hace un ejercicio de autocrítica sobre su partido al señalar: “en muchos casos los electores dieron un mensaje sobre las políticas públicas equivocadas, y sobre los políticos que incurrieron en excesos, que no tuvieron conductas transparentes y que no actuaron de manera responsable”. Las referencias a los escándalos de corrupción y a los pésimos manejos de cuando menos tres gobernadores han sido claros, lo que es inusual en quienes componen el partido en el poder. Añadió con énfasis que su partido debe atender las demandas ciudadanas en las que se ha pronunciado sobre el castigo a la corrupción y a la impunidad. No se detuvo: “es imprescindible, urgente y prioritario que reforcemos la rendición de cuentas de los servidores públicos”.

Lo anterior justo cuando a los legisladores más de 600 mil mexicanos les han exigido un planteamiento serio sobre las medidas que necesitamos para establecer el sistema anticorrupción. El reproche es claro, inocultable. El PRI, su partido podía haber capitaneado en la Cámara de Senadores esta legítima demanda. No hubo tal.

Más tarde y sobre las muy numerosas evidencias del abuso de diversos gobernadores y errores de políticas generales, parafraseó a Luis Donaldo Colosio: Lo que los gobiernos hacen, sus partidos lo resienten.

¿Por qué nadie entre los priistas había acercado la lupa crítica a esas acciones? Pareciera que Beltrones se había nutrido en las lecturas de Michel Rocard cuando como primer ministro de Francia en los años ochenta tuvo como bandera repetir: Una sociedad democrática no puede consentir esfuerzos a menos que tenga conciencia de que éstos se distribuyen con limpieza y equidad. A esto Beltrones añadió lo que parece una de sus convicciones: “el partido en el gobierno debe apoyar a su gobierno y éste debe comunicarse y comprometerse con su partido”. ¿Esto no ocurrió entre estas dos entidades?

Más que un acto de renuncia, el acto ante los priistas parecía el arranque de una campaña o el enunciamiento de una escala axiológica filosófica política. El lenguaje corporal de Beltrones sostenido por un perfil sereno y con pausas que daban a conocer su tranquilidad, arrancaron aplausos entre los presentes los que, más tarde, le insistieron en reconsiderar su decisión.

No fue un acto improvisado sino maduramente reflexionado y bien diseñado.

“Mi vocación es la política y seguiré en ella. No obstante, toca hoy hacer una pausa necesaria en congruencia con el compromiso de servicios y disciplina…” ¿Qué nos quiere decir el político sonorense? Las respuestas son tantas como se quiera, lo que es cierto es que nos muestra una fortaleza emocional en la que no vemos a un hombre derrotado sino lo contrario; no se deja arrastrar por el tropezón, mantiene la centralidad y hasta pareciera contener una dosis de esperanza.

Sí, al asumir el puesto al que ahora renuncia se convirtió, por su experiencia, conocimiento de la política nacional y peso entre los priistas, en un significante singular.

¿Cuáles serían los resultados de la elección del 5 de junio si Beltrones no hubiera estado en la dirigencia y, con ello, preguntémonos quién puede ser el sustituto. ¿Qué características y talentos debe tener?

El país ha dejado de ser aquel en que sólo una voluntad elegía y decidía; ahora son diferentes otredades que diseñan el mapa nacional.

Así lo deciden los electores.

Twitter: @RaulCremoux

También te puede interesar:
Son niños, no valen nada
Las reglas electorales que deben cambiar
Escenario previo a lo que nos espera el domingo