Opinión

Hasta el Buen fin

Afortunadamente, ganó la recomendación del sí para que el presidente Enrique Peña cumpla en lo esencial con sus compromisos internacionales programados desde hace un buen de tiempo.

El canciller José Antonio Meade detalló ayer la agenda de actividades del jefe del Ejecutivo tras admitir que el programa se ajustó en atención a los sucesos de Iguala, tema que tendrá el seguimiento tanto del secretario de Gobernación como del procurador general de la República, además de que el presidente estará informado permanentemente.

Se estima que Peña arribe a Beijing en las primeras horas del 11 de noviembre, cuando inicie formalmente su visita de Estado.

En los siguientes días, el jefe del Ejecutivo participará en la reunión de líderes de APEC y en la de jefes de Estado del G20.

El retorno a la Ciudad de México está previsto para el sábado 15 de noviembre, que coincidirá con el evento anual de El Buen fin.

Ayer los senadores hicieron una importante valoración de la decisión tomada para que el viaje se realizara, incluido el PRD, en el sentido de “que el país no se puede detener”. Y tienen razón.

Real politik

Uno: el hijo de Martha Sahagún, Fernando Bribiesca, es el primero de los miles de aspirantes a un cargo de elección en 2015 que ya tiene boleto seguro para buscar la alcaldía de Celaya. La pregunta que más le han hecho es su relación con Oceanografía. Hijo de trigre, pintito…

Dos: César Camacho ha dicho con claridad que no habrá cuotas en las candidaturas; pero al viejo estilo, el tabasqueño Manuel Andrade anda detrás de “alguna” posición, con el argumento de haber sido gobernador de una entidad que hoy está en la oposición.

Tres: en uno de sus últimos eventos públicos antes del viaje a China y Australia, el presidente Peña estará hoy en la clausura de la Reunión Anual de Industriales, organizada por la Concamin, que encabeza Francisco Funtanet.