Opinión

Hablemos de Profes: Los Maestros Primero

 
1
 

 

Maestro. (Cuartoscuro)

Por Cintya J. Martínez Villanueva.

La autora es coordinadora del Premio ABC. Maestros de los que aprendemos.

Hoy existe una ventana de oportunidad para que el sistema escolar, las escuelas, las personas, los maestros y los niños de México aprendan.

El nuevo orden institucional y legal debe llevarnos al logro del aprendizaje de las niñas y niños en su máxima expresión, con equidad, con una participación total de padres de familia y en medio de una evaluación fructífera para los maestros. Todo ello debe ser posible en este nuevo orden, en esta llamada Reforma Educativa.

Pero que quede claro, el punto de partida y de llegada de la reforma educativa es el derecho a aprender de las niñas, niños y jóvenes, mismo que se enlaza con el derecho a aprender de las maestras y maestros, como se señala en el libro Prof. Recomendaciones sobre formación inicial y continua de los maestros en México. Hay que reconocer que el maestro no es un empleado común; tiene en el centro de su accionar el resguardo de un derecho humano habilitante; es un agente del cambio.

Sin duda, hoy más que nunca es imprescindible hablar de los maestros y del aprecio y reconocimiento que merecen, porque es un tema delicado y muy importante para el futuro de nuestra nación.

Si nos preguntaran, ¿qué recuerdas de tus mejores maestros? La respuesta podría ser rápida, incluso casi automática; recordaremos al maestro que nos ilusionó y entusiasmó, aquél que nos enseñó lo que otro no pudo, el y la que creyó en nosotros y nos arrojó a una visualización de otra realidad, el que vio en cada uno de nosotros a nosotros mismos, la que supo qué hacer cuando no sabía qué hacer con nuestra humanidad. Es el y la que nos explicó sostenidamente de mil maneras las cosas que no entendíamos, el que nos significó un ejemplo y una inspiración, la que no hizo un trabajo mecánico encerrado y desvinculado de nuestras necesidades, el que se encontró siempre en el dilema entre lo que debía enseñarte y lo que necesitabas aprender. Recuerdo al que ubicó a mis compañeros y compañeras como protagonista de ese invento social llamado escuela; nos puso en el centro y comenzó a aprender con nosotros.

En Mexicanos Primero queremos mostrar que existen muchos maestros que merecen ser apreciados por su profesionalismo, voluntad y entereza. Desde hace casi una década hemos identificado maestros, como nosotros decimos “de los que aprendemos”. A través del Premio ABC hemos encontrado características significativas que comparto con Ustedes:

1) Es experto en su materia y se compromete con el logro escolar de sus alumnos.

2) Se evalúa, actualiza y certifica constantemente con espíritu de superación y profesionalismo e implementa lo aprendido en el aula.

3) Cumple con el calendario escolar y cuida el aprovechamiento del tiempo dedicado a la enseñanza.

4) Contagia el gusto por aprender a sus alumnos.

5) Identifica las necesidades específicas del grupo y crea un ambiente favorable para el aprendizaje.

6) Crea oportunidades para que sus alumnos lleguen cada vez más lejos, aprendan permanentemente y desarrollen autoestima y competencias para la vida.

7) Fomenta prácticas éticas y cívicas con su ejemplo, dentro y fuera del aula.

8) Involucra a los padres de familia en la toma de decisiones y los hace partícipes en el aprovechamiento escolar de sus hijos.

9) Se compromete con la comunidad escolar, fomentando el trabajo colaborativo.

10) Lucha con perseverancia por el derecho a la educación de calidad, especialmente para los alumnos en riesgo educativo.

Es verdad, existen maestros de carne y hueso con estas características a lo largo y ancho de México. Hay que identificarlos en las escuelas de tus hijos, hay que apoyarlos y hacer equipo con ellos, ya sea como padres y madres de familia o como parte de la sociedad ¿Acaso ellos y tus hijos no habitan juntos medio día o más en una escuela en donde se entreteje su desarrollo, su futuro? Vale la pena; acerquémonos a los maestros.

Twitter:@Cintya_martnez

www.mexicanosprimero.org

También te puede interesar:

Una historia en la formación docente en México

Aprender juntos

La formación docente: desenfocada del aprendizaje