Opinión

9 hábitos que conducen a terribles decisiones


1
 

 

ME hábitos

La edición de invierno de Harvard Business Review está dedicada al arte de la toma de decisión; no tiene desperdicio, muy recomendable. En particular, me permito reseñar un artículo elaborado por Jack Zenger y Joseph Folkman que lleva el nombre de esta columna y que vale la pena tomar en cuenta.

Revisemos los puntos fundamentales a evitar:

1.- Ser flojo: Se refiere a cuando dejan de revisarse los hechos, tener iniciativa, confirmar supuestos o información adicional.

2.- No anticipar eventos inesperados: Hay quienes desvaloran las situaciones negativas en las decisiones; sin embargo, suceden con frecuencia. Las personas mueren, se divorcian y tienen accidentes.

3.- Postergar: Cuando el entorno se vuelve complejo, se tiende a retrasar una resolución. La indecisión es, por lo regular, peor que una mala decisión.

4.- Permanecer encerrado en el pasado: Algunas personas hacen decisiones pobres porque usan los mismos procesos o datos. El problema es que se estén basando en supuestos ya inexistentes.

5.- Sin alineación en la estrategia: Las malas decisiones a veces provienen de fallar en conectar el problema con una estrategia general.

Sin un esquema que provea contexto, muchas soluciones pierden sentido.

6.- Depender demasiado de otros: Quedar paralizados porque una persona está esperando a otra que la dirija. Quienes son efectivos, encuentran la manera de actuar en forma independiente cuando es necesario.

7.- Permanecer aislado: Hay quienes se quedan esperando un insumo importante porque evitan hacer las relaciones adecuadas para encontrar una solución. Hay que admitir que involucrar a otros con conocimiento o experiencia relevante mejora la calidad de la decisión.

8.- Carecer de profundidad técnica: Las organizaciones son complejas e incluso los mejores líderes no tienen suficiente comprensión para entender asuntos multifacéticos.

9.- Fallar en la comunicación del qué, dónde, cuándo y cómo: Algunas resoluciones adecuadas se convierten en malas porque la gente no las entiende.

Las sugerencias también pueden asimilarse de manera pro activa. Es decir, ser activos; adelantar eventos inesperados; tomar decisiones a tiempo; siempre estar abierto a nuevos métodos e información; contar con una estrategia general; ser independiente; consultar a otros; capacidad técnica; y comunicar.

Quien desee consultar por completo el artículo, el material se publicó en 2014 en: https://hbr.org/2014/09/9-habits-that-lead-to-terrible-decisions/

Twitter:@finanzasparami

También te puede interesar:

Finanzas personales con responsabilidad

¿Quieres lanzarte de 'freelance'? ¿Es para ti?

¿Qué tanto me puedo endeudar?