“Luztopía”, de la corrupción al éxito en Monterrey
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

“Luztopía”, de la corrupción al éxito en Monterrey

COMPARTIR

···

“Luztopía”, de la corrupción al éxito en Monterrey

02/11/2018

Ciudad tradicionalmente industrial y comercial, con inversión extranjera sustancial, Monterrey es un destino turístico que principalmente se nutre de viajeros de negocios y, en segundo lugar, por el segmento de Turismo de Reuniones, como congresos, convenciones y eventos, entre otros. Estas actividades se desploman durante la segunda quincena de diciembre, por lo que está en busca de crear atracciones que ayuden a paliar la baja de ocupación hotelera que se registra cada fin de año.

Esta es la razón de “Luztopía”, un festival de luces navideñas que tuvo su primera edición el año pasado, pero que, curiosamente, tiene como origen un espectáculo similar que hoy está bajo investigación por malversación de fondos.

Según explica Miguel Ángel Cantú González, director general de la Corporación para el Desarrollo Turístico de Nuevo León —organismo encargado de este sector en la entidad—, se realizó con otro nombre en 2014, financiado con recursos del gobierno estatal y a un costo de 36 millones de pesos, más otros catorce millones para gastos de publicidad.

Hoy, el gobernador de Nuevo León es el exaspirante presidencial independiente, Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como “El Bronco”, quien también como candidato independiente contendió y ganó las elecciones para la gubernatura hace tres años. Y, en buena medida, su victoria se debió a que la gente ya estaba harta de la inseguridad y corrupción que permearon en el Estado durante el gobierno de su antecesor priísta, Rodrigo Medina de la Cruz, a quien su sucesor prometió a los electores meterlo a la cárcel.

Y fue durante el mandato de Medina que se llevó a cabo este festival que menciona Cantú González: “ese evento, de la pasada administración, hoy está siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción del gobierno del estado, hoy está enjuiciado, porque era muy fácil tomar decisiones, tomar el dinero de todos (los contribuyentes), tal vez enfocados hacia una buena dirección, pero eran eventos caros…”

No obstante, a las actuales autoridades les pareció que en sí mismo el espectáculo era una buena idea para atraer turistas en una temporada baja e impulsar el comercio y la derrama económica que dejan los visitantes, por lo que decidieron retomarlo, pero ahora con el nombre de Luztopía.

La diferencia es que ahora ya no lo organiza el gobierno, sino el Clúster de Turismo de Nuevo León, asociación civil en la que participan empresarios y universidades que, a decir de Cantú González, lo convirtió en autofinanciable. “Hoy, el gobierno del estado es un apoyo más, un patrocinador como muchos otros; el Clúster es el responsable, ellos son los que lo operan, los que hacen las contrataciones”. La inversión es de treinta millones de pesos.

Entre sus patrocinadores se encuentran compañías como Banorte, Telcel, Viva Aerobús, LTH, Coca Cola y La Fina, entre otros, además del propio municipio y el gobierno del estado. También ofrecen a las empresas que se interesen paquetes de 200 mil pesos, que incluyen cinco mil boletos para sus empleados (la entrada tiene un costo de 50 pesos), además de publicidad en el recinto. Otros cincuenta mil boletos se entregan al gobierno para que los distribuya gratis en el DIF estatal y en los municipales, así como en organismos de beneficio social.

El festival consta de 250 figuras iluminadas, de motivos navideños, flora y fauna, desde dos hasta ocho metros de altura, distribuidas a lo largo de dos kilómetros del Paseo de Santa Lucía, el río artificial que es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad.

Este evento emplea a 400 personas, entre diseñadores, herreros, eléctricos, textileros, productores de logística, artistas de entretenimiento, taquilleros, boleteros, técnicos de audio y video, meseros, cocineros, limpieza, decoradores, edecanes y seguridad.

La producción está a cargo de la empresa local Cacao Producciones; las figuras también son diseñadas por artistas regiomontanos, pero su fabricación la hacen artesanos poblanos de Atlixco. El Parque Fundidora también colabora en la organización aportando el sitio donde se lleva a cabo.

El año pasado, Luztopía recibió a 400 mil visitantes, con menos días de lo que durará ahora, y este año —del 22 de noviembre al 6 de enero de 2019— esperan la asistencia de 550 mil. Esperemos que cumplan sus expectativas y que, como lo proyectan, este evento se consolide como un imán de turistas para Monterrey, sin que haya sospechas de corrupción.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.