Lujo y pobreza no deben ser compatibles en el turismo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lujo y pobreza no deben ser compatibles en el turismo

COMPARTIR

···

Lujo y pobreza no deben ser compatibles en el turismo

11/05/2018
Actualización 11/05/2018 - 14:19

El Foro Nacional de Turismo nació en 2003 en Cancún, como un evento pequeño y cerrado, exclusivo para periodistas. De hecho, se llamaba Foro Nacional de Turismo y Medios de Comunicación, tal y como lo señaló José Antonio Meade este lunes en la edición XVI de este coloquio, al principio de su intervención.

Para su cuarta edición, ya con mucho más público, logró que se presentara en el Foro al menos un candidato presidencial: Felipe Calderón. Ese fue el último año que conservó su título original, ya que al siguiente año dejó de ser un encuentro sólo para reporteros.

El FNT fue creciendo y consolidándose como un evento importante del sector, a la par que esta industria iba cobrando relevancia en la vida económica de México, lo cual llegó a su clímax hace seis años, cuando participaron los cuatro candidatos presidenciales.

Desde entonces a la fecha, el Foro ha registrado altibajos, pero hoy de nuevo cobró un gran alcance al repetir como pasarela de los cinco aspirantes a Los Pinos, quienes durante una hora cada uno, y por separado, expusieron a un selecto grupo de la industria turística nacional cuál es su visión del sector y lo que harán por él en caso de ganar las elecciones.

El primero fue Andrés Manuel López Obrador, quien de todos es el que más avanzado está en el tema -“ya tenemos un plan de gobierno”, dijo- debido a que incluso ya sabe quién será su secretario de Turismo si gana los comicios: Miguel Torruco, que lleva más de 40 años en el sector.

López Obrador sostuvo que el turismo es fundamental en su plan de desarrollo, ya que “es una actividad extraordinaria y noble, no sólo porque genera riqueza, sino también porque la distribuye”, además de que crea muchos empleos.

Ricardo Anaya coincidió en el concepto de que este sector “es muy noble”, por lo que “debemos apoyarlo con todo si queremos crecimiento económico”.

Otra candidata que repitió esta idea fue Margarita Zavala: “a través del turismo se puede lograr una redistribución de la riqueza del país”.

Ideas similares tiene Meade, al expresar que “en el turismo está parte de nuestro futuro”, ya que “debe generar bienestar en las regiones”, al resultar un sector “clave para combatir la pobreza”.

Siguiendo esta línea de conceptos, otro punto en el que coincidieron López Obrador, Anaya y Meade fue en la necesidad de evitar el injusto drama social que se vive en muchos de los principales destinos turísticos del país: “es importante que haya desarrollo social en las zonas turísticas, para que no exista esta desigualdad monstruosa de paraísos turísticos rodeados de miseria. Hay ciudades sin luz, ni pavimento ni drenaje, donde viven los trabajadores”, dijo el primero.

“La desigualdad es otro gran tema. Hay que cambiar el modelo de política social que existe en el país. Se debe revisar el salario mínimo, que es el más bajo de toda América Latina”, aseguró el segundo. En tanto que el tercero sostuvo: “no debería ser compatible un destino turístico con la pobreza”.

El tema en el que todos estuvieron de acuerdo fue el de la seguridad en los destinos. “Vamos a lograr un acuerdo gobierno-trabajadores-empresarios para atender la seguridad en las zonas turísticas. Vamos a atender las causas, que no se ha hecho, hay que atacar la pobreza, no todo es violencia”, explicó López Obrador.

Anaya calificó a la inseguridad como el elefante en medio de la sala del sector del que nadie quiere hablar. “La seguridad tiene que ser una prioridad de orden nacional; un punto prioritario en la agenda. Hay que cambiar la estrategia, la actual no ha funcionado”.

En tanto que Zavala propuso convertir en delitos federales los que se efectúen en contra de turistas.

En el gran tema del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, cuatro estuvieron a favor de terminar su construcción, en tanto que López Obrador volvió a cuestionarlo, pero dejando abierta la posibilidad de concesionar la obra a la iniciativa privada.

Además de sus chistes, lo más sobresaliente que dijo Jaime Rodríguez fue que se debe establecer un fondo de infraestructura turística.

Por último, donde también hubo una coincidencia unánime de los candidatos fue en la intención de poner a un miembro del sector empresarial al frente de la Secretaría de Turismo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.