Elabora Sectur un índice de criminalidad
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Elabora Sectur un índice de criminalidad

COMPARTIR

···

Elabora Sectur un índice de criminalidad

06/04/2018
Actualización 06/04/2018 - 15:28

Hace un año que platicamos en esta misma sala de juntas;. El secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, sin dudarlo afirmó que el gran reto de la industria turística nacional era superar el tema de la inseguridad, que era el único problema serio que enfrentaba el sector.

Ayer, que volvimos a conversar, los primeros doce minutos habló sobre el nuevo aeropuerto que se construye para la Ciudad de México, por lo que le pregunté si ahora el gran tema para esta rama de la economía es ese: el discutido nuevo aeropuerto, pero me dice que no, que la seguridad continúa siendo el tema principal. Aunque añade que “por fortuna, ahora tenemos ya cosas que contar”.

Le pregunto también qué sucede dentro de su secretaría, cómo reacciona, cuando una mañana se levanta y lee en los periódicos que resulta que ahora Los Cabos es la “ciudad más peligrosa del mundo”, tal y como lo afirmó el mes pasado el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal (CCSPJP), al dar a conocer su 'Ranking de las 50 ciudades más violentas del mundo', correspondiente a 2017, información que resultaba muy cuestionable, pero que tuvo gran impacto mediático.

Y, al responder, sorpresivamente confiesa que se equivocó, que no le hizo mucho caso a la información.

“Me faltó reaccionar, porque hubiera salido a desmentirlos. Un desmentido absoluto, porque además, la información salió en muy mal momento, cuando las cifras de criminalidad habían bajado de manera espectacular; no debe ser una ONG muy prestigiosa, porque además está absolutamente desinformada. Pero a mí, ese tema me falló, porque pues estaría yo en otro tema, igual estaba preocupado de otra cosa”, dice y a eso se refería al decir que ahora hay cosas que contar.

Porque ha firmado convenios para fortalecer la seguridad en los destinos turísticos de Baja California Sur (Los Cabos y La Paz), así como en los de Quintana Roo, con los cuales —asegura el secretario— han logrado bajar los índices de criminalidad en esos destinos. “Lo cual es muy alentador; no quiere decir que ya acabamos, pero por lo menos quiere decir que de esa fecha para acá los números son significativamente mejores y, cuando digo significativamente mejores, la cifra es dramática”, comenta.

Los convenios tratan de generar la capacidad local para tener buenas policías municipales y estatales que sean capaces de hacer frente al crimen. Y eso requiere de la combinación de recursos estatales, municipales, federales y de la intervención también de la sociedad y los empresarios. Porque aun juntando las aportaciones de municipios, estados y la federación, el dinero no alcanza para cubrir el rezago que es grande.

Pero algo que explicó a las autoridades de Estados Unidos en una visita que hizo al Departamento de Estado de ese país, fue que no es lo mismo el nivel delictivo en general que se registra en cualquier ciudad, que la afectación que éste tiene en las zonas turísticas de esa misma ciudad. “No es lo mismo, si así fuera, nadie iría a Washington o a Chicago”, precisa.

Por esta razón es que la Secretaría de Turismo está elaborando un índice de criminalidad en los centros turísticos mexicanos, el cual están cerca de tener ya listo.

“Lo estamos elaborando con base en información local. Es un índice en el que digamos: pues mira, lamentablemente en tal destino todavía hubo este tipo de incidentes, pero el impacto al turista extranjero o nacional, ese mes fue ¡cero!

“Entonces, voy a invitar a que vean los índices en las zonas turísticas, el de Cancún, el de Los Cabos, incluso el de Acapulco”.

No obstante, reitera que, ante el atraso en el tema y la insuficiencia de recursos, es un asunto de corresponsabilidad, lo cual han entendido muy bien los empresarios de Los Cabos, La Paz, Cancún y Riviera Maya, a veces aportando el hospedaje para los miembros de la Policía Federal que llegan al destino, o fondeando la construcción de cuarteles para la Marina y el Ejército.

“Porque, si los beneficios de la seguridad son para todos, pues todos tenemos que trabajar por la seguridad”.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.