Accor planea crecer en México 44% en tres años
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Accor planea crecer en México 44% en tres años

COMPARTIR

···

Accor planea crecer en México 44% en tres años

16/03/2018
Actualización 16/03/2018 - 0:36

La cadena hotelera Accor, que tiene una modesta presencia en México principalmente con algunas de sus marcas económica y de escala media, como Ibis y Novotel, ha desplegado una agresiva estrategia de crecimiento con la cual planean crecer por lo menos un 44 por ciento de aquí al 2020, lo cual incluye abrir en la Ciudad de México un Sofitel, una de sus marcas de lujo.

Alexis Ralph, director de Operaciones en México —además de América Central y parte del Caribe— de la empresa francesa, explica que actualmente en nuestro país tienen veinte hoteles en operación, con cuatro de sus marcas: dos Novotel, en la Ciudad de México y San Pedro Garza García, en Nuevo León; 16 Ibis, en ciudades como Hermosillo, Juárez, Culiacán, Los Mochis. Chihuahua, Monterrey, Aguascalientes, Guadalajara, Irapuato, San Luis Potosí, Querétaro, Ciudad de México, Mérida y Cancún; así como un Ibis Styles en la Zona Rosa de la capital del país. Además, cuentan con el Fairmont Mayakoba, en la Riviera Maya, una de sus principales marcas.

Su portafolio de productos es amplio, por lo que traerán otras de sus marcas que aún no existen aquí, ya que consideran que México conserva un gran potencial de mercado. Entre éstas se encuentran Sofitel e Ibis Budget, su concepto más compacto, de cuartos económicos y reducidos, para viajeros de bajo presupuesto.

“Durante varios años hubo un posicionamiento de marca, pero ahorita estamos viendo nuestro mayor desarrollo”, comenta Ralph, quien asegura que ahora pasarán a una siguiente etapa, con una estrategia de crecimiento clara y agresiva, con once hoteles en construcción, que sumarán conjuntamente mil 700 habitaciones a las que hoy en día conforman su inventario, para llegar a los 4 mil 750 cuartos en 31 hoteles para el 2020.

Accor no es una compañía que invierta en la construcción de hoteles ni es su propietaria. Su modelo de negocios se centra en hacer alianzas con inversionistas locales para administrarles sus inmuebles, a los cuales les cobran una regalía de cinco por ciento sobre ingreso de habitación, por brindarles el uso de marca, servicios de distribución, canales de reservaciones, mercadotecnia y programa de lealtad del cliente.

En los últimos quince años, en México estalló un boom de edificaciones de hoteles económicos para viajeros de negocios, al cual se sumaron diferentes cadenas que tenían otro tipo de segmentos. Por lo que le pregunto a Ralph si aún queda lugar para seguir creciendo en este mercado.

“Sin duda hay espacio para hoteles de bajo costo para viajeros de negocios. La penetración de hoteles está como en 35 por ciento; sigue habiendo mucho potencial. Ibis tiene un producto consistente, calidad, servicio y mucho diseño, con productos estandarizados y no estandarizados. Vemos un crecimiento del cien por ciento en los próximos cinco años”, contesta sin dudar.

Por lo tanto, este año abrirán Ibis en Tlalnepantla y Mazatlán; ibis Styles en Mérida y otro Novotel en la Ciudad de México, sobre la avenida de los Insurgentes. La inversión por hotel va de los 80 a los cien millones de pesos, dependiendo de la cantidad de cuartos.

Pero, sin duda, el principal atractivo de este plan de desarrollo es la aparición de lo que será su primer Sofitel en nuestro país, el cual no ha estado exento de vicisitudes.

En julio de 2014 la compañía dio a conocer su construcción, anunciando que sería inaugurado en junio de 2017, pero fue hasta febrero de 2016 que el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, colocó la primera piedra en un estrecho predio que se localiza justo al lado de la embajada de Estados Unidos, sobre Paseo de la Reforma. Entonces se dijo que la apertura sería precisamente por estas fechas, en marzo de 2018. Pero tampoco sucedió así.

Hoy, Ralph comenta que, con una inversión de 137 millones de dólares, el Sofitel México Reforma abrirá sus puertas durante el segundo semestre del próximo año.

“El retraso se debe a causas externas: la ubicación conlleva muchos retos técnicos. El terreno es angosto y el estar junto a la embajada de EU, en términos de construcción ha tenido que ser muy cuidadosa”, comenta.

El inmueble, que será una torre de 171 metros de altura y tendrá 275 cuartos, corre a cargo de Grupo Eco, desarrollador con el cual Accor ya ha llevado a cabo otros proyectos.

La aparición de Sofitel vendrá a refrendar que México y su ciudad capital son destinos turísticos a la altura de las mejores marcas hoteleras del mundo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.