Opinión

Guerrero a un año, ¿y los responsables?

El próximo lunes se cumple un año de las inundaciones que dos tormentas tropicales provocaron en Guerrero y que dejaron a miles de damnificados.

Las aguas provocaron daños en viviendas de 978 localidades en la entidad; en 689 de esos lugares, se tienen que reconstruir cinco casas y en 210 comunidades más, sólo una.

Además, el gobierno federal en coordinación con el estatal, tendrán que volver a construir tres pueblos que fueron arrasados por derrumbes: La Pintada, en la que ya se entregaron casas y hasta una alberca comunitaria, El Capricho y Omitlán.

En cada uno de estos pueblos se construirán poco más de 100 casas.
Hoy estará en Acapulco la esposa del presidente Peña, Angélica Rivera, para entregar 100 viviendas nuevas a los habitantes de una colonia que resultó seriamente afectada las lluvias de hace un año.

Hasta ahí, las cosas marchan razonablemente bien.

Pero lo que la gente sigue esperando es que el gobierno federal deslinde las responsabilidades administrativas o penales para quienes permitieron indebidamente la construcción de viviendas en zonas peligrosas como los causes secos de ríos o de lagunas.

El secretario de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín, fue designado por el presidente Peña como responsable de la investigación respectiva; le dio un mes para que terminara el informe.

Pero el yucateco se ha tomado su tiempo.

Explica que no basta con el simple señalamiento público si no se puede vincular la falta con la sanción; es decir, si no se tienen los expedientes bien armados para fincar responsabilidades.

¿Habrá entonces informe?, se le preguntó.

“Si habrá, estamos a punto de terminarlo y ya serán las autoridades las responsables de las sanciones correspondientes’’.

A ver si es cierto.

* * * *
Si ya saben cómo es, ¿para qué lo invitan?

Ojalá que el senador Miguel Barbosa, presidente de la mesa directiva del Senado, no haya desayunado huevo o aguacate porque el entripado que hizo ayer lo puede llevar al hospital.

Barbosa y la dirección de Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador, habían negociado un protocolo para que la dirección del nuevo partido entregara oficialmente al Senado las firmas para realizar la consulta popular sobre la reforma energética.

Pero López Obrador, fiel a su lema ¡al diablo las instituciones!, se saltó el protocolo e hizo un mitin en la Cámara alta antes del evento oficial.

Ello generó el enojo de Barbosa, quien molesto, aseguró que López Obrador y su gente “ofendieron no al PRD, sino al Senado’’, al ignorar el protocolo pactado.

Pero si ya saben como es el tabasqueño, ¿para qué tanto rollo?

* * * *
La idea de llevar a una consulta popular la discusión del aumento al salario mínimo ya dejó de ser ocurrencia panista y va cobrando forma.

Hoy el presidente del PAN, Gustavo Madero, acudirá a la Cámara de Diputados para entregar más de dos millones de firmas de ciudadanos que respaldan la consulta popular sobre el tema.

Los panistas dicen que, a diferencia de la propuesta de Mancera, que ya entregó a diputados y senadores su propuesta de aumento al mínimo, los previsibles resultados de la consulta son vinculatorios, es decir, de observancia obligatoria por el gobierno federal.

Mmmm…

Twitter: @adriantrejo