Opinión

Guerra global por el reporte de la OMS sobre
el cáncer y la carne

 
1
 

 

Ganado

Qué bomba lanzó la Organización Mundial de la Salud con su reporte que vincula a la carne roja y las carnes procesadas con el riesgo de contraer cáncer colorrectal. Poderosa, fulminante, con efectos potencialmente devastadores. Caos en puerta. El gobierno que quiera tiene hoy un pretexto (¡científico!) para obligar a que en el empaque de un jamón, en un paquete de salchicha o en uno de hamburguesas se ponga una foto de un enfermo terminal de cáncer y un letrero: “comer embutidos y carne genera cáncer”. Al lado, un moribundo decrépito, verdoso y con los ojos saltones mirando la cámara. Al igual que los cigarrillos.

La reacción de la industria global no se hizo esperar. El North American Meat Institute (NAMI) calificó las conclusiones de la OMS como alarmistas y dramáticas.

Varios industriales de este sector señalaron que el reporte de la OMS estaba basado en evidencia limitada y que no tenía bases científicas.

También se criticó que las deliberaciones en Lyon, Francia, duraron largos siete días en los que los científicos no lograron tener un consenso absoluto y por lo tanto optaron por un voto de mayoría para condenar a los cárnicos.

El NAMI fue más allá. Su vicepresidenta Betsy Booren dijo al portal Meatingplace.com que “queda claro que varios de los miembros del panel buscaban un resultado específico a pesar de haber admitido que los datos eran viejos, débiles e inconsistentes”. Fue durísima: “Torturaron los datos para asegurarse de tener un resultado específico”.

En España el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, trató con extrema cautela el reporte de la OMS y dijo que éste todavía debe ser evaluado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan).

Algunas empresas en lo individual han empezado también a reaccionar.

Cargill, una productora estadounidense de carne muy grande con fuerte presencia en México, admitió en voz de su vocero Mike Martin que el reporte tendría algunas implicaciones en las ventas de carnes rojas y procesadas. A su vez la empresa Hormel Foods aseguró que el reporte omitió los beneficios de comer carne.

En México el cáncer colorrectal es el quinto más prevalente. Cada año, de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Cancerología, se diagnostican más de seis mil 500 casos de este tipo de cáncer, y fallecen cuatro mil personas por esa causa.

¿Quién gana con el reporte de la OMS? ¿Brasil, el mayor productor de soya del mundo, con más de 82 millones de toneladas? ¿China, el mayor productor de carne de pollo y mayor productor de pescado del mundo? Esto apenas inicia. Se avecina una guerra científica con datos y políticas públicas conflictivas.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Los jamones Sabori y Fud, y el cáncer
Riviera Nayarit: Rosewood y One&Only, en puerta con GA&A
El Palacio es del hierro de Baillères