Opinión

Guerra entre canales: ANTAD vs. ANAM

 
1
 

 

 [La mayoría de las personas "viven al día" y acuden a las pequeñas tiendas de abarrotes a llevar a cabo sus compras. / Cuartoscuro] 

En realidad NO están en guerra, todavía. Las tiendas de supermercados no ven a las tiendas de abarrote como competencia a pesar de que cuando se abre un supermercado el 30 por ciento de las tiendas de abarrote cercanas tienen que cerrar sus puertas, según datos de la Alianza Comercial de Pequeños Comerciantes.

No están en guerra comercial pero las empresas agrupadas en la ANAM, que son 140 firmas de grandes mayoristas de productos de abarrote, acaban de iniciar esta semana y por segundo año consecutivo el Verano Abarrotero con el propósito de extender al consumidor final beneficios que las grandes productoras han acordado con los mayoristas del abarrote.

No están en guerra aunque la ANAM ha desplegado una estrategia para retomar la participación de mercado que ha perdido desde el año 2000 y que han ido recuperando de 2006 a la fecha.

Este será, pues, el segundo año de Verano Abarrotero. En 2015 fueron 10 grandes productoras que se sumaron a la iniciativa de la ANAM (la organización de los mayoristas de venta de productos de abarrote) con la misión de entregar, con el mismo precio, más producto en sus presentaciones en exclusiva para quienes se abastecen en este canal comercial. Fue una idea que surgió en el seno de la ANAM que encabeza Iñaki Landaburu en su calidad de presidente ejecutivo.

Para 2016 son 40 grandes productoras las que se suman a la iniciativa con un formato mejorado que garantiza que sus artículos llegarán con más producto al consumidor final, entre 15 y hasta 30 por ciento más producto. No son descuentos, se trata de entregar más producto por el mismo precio.

El canal del abarrote ha ido creciendo en sus ventas. Durante el primer trimestre del año las aumentó 9.2 por ciento y con esto lleva una recuperación consistente que suma seis años consecutivos con avances, tres de los cuales, los más recientes, con tasas de crecimiento en ventas superior a 8.0 por ciento.

La ANAM cuenta, como anotamos antes, con 140 asociados o grandes mayoristas del abarrote que cuentan con más de cuatro mil puntos de venta y atienden también a la población cercana a sus puntos de mayoreo.

Se estima que en México habría entre 800 mil y 850 mil pequeñas tiendas de abarrote de las cuales no menos de 650 mil estarían vinculadas cotidianamente a las promociones de este canal.

Las tiendas de abarrote representan 1.05 por ciento del PIB nacional y 6.6 por ciento del PIB dentro del sector comercio.

La ANTAD representa a cinco mil 428 puntos de venta con 14.4 millones de metros cuadrados disponibles para la presencia comercial correspondiente a 35 grandes cadenas de supermercados tanto nacionales como regionales o estatales.

Unos hacen promociones en común y los otros según lo determinen cada una de sus políticas comerciales.

Al interior de las cifras de crecimiento comercial de la ANAM hay casos sorprendentes, por ejemplo: los productos con los que se atiende a las mascotas trae un crecimiento anual de 17.5 por ciento, los productos de higiene y cuidado personal rozan ya el 11 por ciento y los comestibles 9.5 por ciento.

El caso amerita reflexión. En las circunstancias actuales no importa quién haga la promoción mientras el beneficiario siga siendo el consumidor final. No hay campaña ociosa mientras que quien lleva los productos a la mesa de los hogares sea el beneficiado.
El Verano Abarrotero estará vigente este mes y el siguiente. Se estima que 50 por ciento del consumidor se abastece en el canal tradicional y en los establecimientos de autoservicio 30 por ciento.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

Correo: direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:
Regadera inteligente avisa cuando hay que salir del baño
Innovación mexicana detecta plagas de cultivos
Turismo a la carta