Opinión

Guadalajara, Capital Creativa Digital de Latinoamérica.


 
El proyecto CCD (Capital Creativa Digital) para la capital jalisciense es de ésos que le dan relevancia a una nación y detonan actividad económica en un sector en que nuestro país cuenta con un área de oportunidad significativa.
 
Consiste en conseguir que un radio ampliado de 380 hectáreas del centro histórico de la novena ciudad en importancia en América Latina estén involucradas en actividades productivo-creativas en labores digitales.
 
Estimaciones oficiales, que muy seguramente quedarán cortas, consideran que en Guadalajara 'ciudad digital' se concentrarían al menos 550 empresas y habrían de crearse 10,000 trabajos especializados en la creación digital (películas, animaciones y de ahí en adelante lo que se pueda ocurrir).
 
Unos, en el ejercicio didáctico extremo, aseguran que Guadalajara habrá de convertirse en el Hollywood digital. El ejemplo puede resultar muy frívolo, pero se acerca mucho a lo que pareciera conseguir el proyecto. En realidad, de tener éxito el reto conseguirá mucho más que eso con derrama muy importante, no sólo para Jalisco, para Guadalajara en concreto, sino para el resto del país.
 
No son desconocidas para Jalisco las actividades vinculadas a las tecnologías de la información y los vericuetos digitales. En el año 2000 en la entidad se promulgó la Ley de Fomento a la Ciencia y la Tecnología. A finales de 2012 se conformaron clusters (agrupaciones de empresas relacionadas con la misma actividad productiva o de servicios). Así, Jalisco ha exportado más de 235,000 millones de dólares e importado 154,302 millones en sectores vinculados con las tecnologías de la información y artes digitales. La balanza ha sido claramente positiva.
 
Un asunto pasa por alto en quienes escriben de este tema colocando la duda por delante al asegurar que es un proyecto ambicioso que tiene más dudas que respaldos concretos: si México quiere jugar y sacar provecho en un mercado que concentra consumos superiores a 1.4 trillones de dólares tendrá que hacer posible este proyecto y varios más.
 
Universo Pyme recuerda que quien hace promulgar la Ley de Fomento a la Ciencia y Tecnología en Jalisco, e hizo posible la clusterización especializada en la entidad, fue Sergio García de Alba, quien concluye la labor como secretario de Promoción Económica en 2001, para convertirse en 2003 en subsecretario para la Pequeña Empresa y dos años más tarde secretario de Economía.
 
El primer trimestre de 2013 es importante para la CCD, pues en marzo tendrá que presentarse el plan maestro del proyecto y los 7 planes ejecutivos que agrupan 14 proyectos detonadores que serán la base para solicitar recursos a las 16 dependencias federales que de una manera u otra tienen que ver con esta intentona.
 
Según Octavio Parga, presidente del consejo del proyecto, en el presente año se requieren 500 millones de pesos. Para su conjunto las estimaciones ahora rondan la necesidad de 10,000 millones de dólares, que por supuesto no deberán ser aportados por el sector público federal, el de Jalisco o el de Guadalajara. Será la iniciativa privada, nacional y extranjera, la que soporte esta decisión de convertir a Guadalajara en una Ciudad Creativa Digital.
 
Se sabe que el presupuesto federal este año no contempla el proyecto, pero que 16 dependencias cercanas a la intentona tendrán que apoyar su despegue.
 
Se ha creado una comisión transitoria que garantice que más allá de los cambios municipales, estatales o federales, el proyecto tenga continuidad y no se desvíe de lo que ha sido originalmente contemplado, ya que al ser de largo aliento su conformación no será posible verla terminada antes de 2023.
 
Universo Pyme habló con Pedro Ruiz Gutiérrez, secretario de Promoción Económica de la ciudad de Guadalajara, quien destaca la manera en que, por ejemplo, Intel, IBM, Motorola y Kodak han sido partícipes activos en la transformación productiva de Jalisco.
 
Hoy día, 64% de los teléfonos BlackBerry que se producen y se usan en el mundo han sido ensamblados en Jalisco. Intel recién ha invertido 177 millones de dólares en su centro de diseño en la entidad. Durante 2011 la industria electrónica de Jalisco exportó 18,000 millones de dólares a más de 23 naciones en el orbe.
 
No es accidental. Guadalajara, Jalisco y el gobierno federal tomaron en consideración que si queremos que México sea un jugador importante en territorios productivos que dominarán el escenario económico global es menester tomar decisiones ahora e invertir en consecuencia y sin miedos.
 
Hace más de 15 años, India decidió jugar un papel importante en la industria del software y de las tecnologías de la información. Hoy es líder mundial en este terreno. México la dudó y le toca observar sentado el éxito de India.
 
Seúl, Montreal y Singapur tomaron decisiones similares hace más de diez años. En los pasados cinco años esa última ciudad ha sido capaz de crear más de 80,000 trabajos vinculados a las tecnologías de la información.
 
El MIT (Massachusetts Institute of Technologies), que tuvo un papel básico en determinar en qué ciudad de México debería articularse este proyecto (entre Monterrey, Puebla, Guadalajara y Tijuana), seguirá jugando un papel asesor relevante en las decisiones que en lo sucesivo pueda ser necesario tomar.
 
En ese proyecto se asentarán no sólo las 550 empresas del sector, sino también un complejo universitario (Ingenium), una incubadora, una aceleradora de negocios, un Centro Nacional de Artes Digitales y muchas instancias más. Será, a fin de cuentas, un complejo con una vocación clara instalada en la creación y diseño digital.
 
En el arranque de este proyecto ya hay mexicanos que se instalan en el 'cómo sí ' (parte de las soluciones necesarias); otros están en la tradicional posición del 'cómo no', lo que los instala como parte del problema que sin duda el proyecto trae consigo.
 
dirección@universopyme.com.mx