Opinión

Gritería o solidaridad

 
1
 

 

Elenita.

Repantigado en el mullido sillón del amplísimo estudio, Gil siguió la noticia de la marcha que atravesó una parte de la ciudad de México en recuerdo de los normalistas asesinados la Noche de Iguala. La primera imagen que asaltó a Gil fue la de Elena Poniatowska llevando una pancarta que decía esto: “Hoy el cielo llora; mañana la Luna sangra. En la Tierra, 43 semillas crecen, serán el Sol de la justicia”.

En este caso, a Gamés las analogías le parecen una escandalosa afectación de las emociones, las gotas de lluvia son en realidad lágrimas; la Luna en el atardecer sangra, los 43 normalistas se convierten en semillas que una vez que crezcan serán luz, un Sol de la justicia. El estandarte que portaba Poniatowska estaba pegajoso, el tarro de miel de la cursilería había derramado en esas frases toda su palabrería, así se había pegado a las manos de Poniatowska. Gil jura y perjura que la cursilería es una forma de negarse a la emoción verdadera. La pancarta le queda bien a la escritora Poniatowska, para ella la sensibilidad es patrimonio del diminutivo, si no se empequeñece no contiene emoción: jitomatito con su cebollita, se mercarán chichicuilotitos en los mercaditos donde hay niñitos pobrecitos con sus ojitos brillantes. En fon.

Poesía
Gil caminó sobre la duela de cedro blanco. Llevaba en los hombros la pregunta: ¿se puede hacer poesía con un crimen siniestro? ¿La forma poética se presta para transmitir imágenes de tortura y asesinato? El poeta David Huerta lo intentó en 'Ayotzinapa': “Mordemos la sombra / Y en la sombra / Aparecen los muertos / Como luces y frutos / Como vasos de sangre / Como piedras de abismo”.

Gil se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y vaciló: aquí hay complejidades: 'muertos como luces y frutos', 'vasos de sangre'. Huerta no abraza a la cursilería, él simplemente es incomprensible. Los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa no son nada en esas líneas, desparecen de nuevo para siempre en palabras abstrusas de Abstrusia, lugar del que ningún significado regresa. El poema de Huerta ha sido muy celebrado; la causa, cualquier cosa que esto quiera decir, se lo ha agradecido y le da puntos al poeta en su foja de combates, en la dura (sin albur) militancia con la que salvaremos a los otros. Aigoeeei. La palabrería hace trizas a la solidaridad.

Aislados
Gamés leyó las crónicas de la marcha y en todas le ha parecido ver aislados a los padres y a las madres de los desaparecidos. El anuncio del Frente Amplio para la Transformación Radical del País consumará el abandono. En la formación de ese frente participarán la CNTE, el SME, el Stunam, los telefonistas, el Frente Popular Francisco Villa.

Gil abrió el frasco de las sospechas y una fragancia invadió el amplísimo estudio: ¿esos compañeros de viaje no son una forma definitiva del abandono? Vamos bien. Grandes solidaridades, prestigiosas, reputadas, serias. Mju. Comuníqueme con Martín Esparza. ¿Martín?, aquí tenemos a unos incautos, tu especialidad. Por su parte el secretario de la Sección 22, Rubén Núñez, hombre insobornable donde los haya, juró y perjuro que los maestros, o lo que sean, apoyarán a los normalistas: “como parte de los acuerdos de la asamblea general está que el gobierno dé con el paradero de los jóvenes. No están solos. Los maestros de la CNTE estamos con ustedes unidos y organizados los encontraremos y venceremos. ¡Hasta la victoria siempre!”.

Que se refifa el fulfe de fiña: la palabrería hace trizas a la solidaridad. Gilga quiere ponerle un nombre a estos acompañantes de los padres y madres de los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa: carroñeros del dolor.

Gil encontró en la mesa de novedades del amplísimo estudio un libro recomendable para los días que corren publicado en la editorial Debate: Personas e ideas. Conversaciones sobre historia y literatura de Enrique Krauze. En la portada, los editores han impreso estas frases de Isaiah Berlin extraídas de una plática de Krauze con Berlin: “Quien crea en la existencia de una verdad, una sola, y en la existencia de un solo camino hacia ella, una solución exclusiva que debe forzarse a cualquier costo porque sólo en ella estaría la salvación de su clase, país, iglesia, sociedad, partido; cualquier persona, repito, que piense de este modo, contribuirá finalmente a crear una situación en la que correrá la sangre de aquellos que se le oponen”.

Gil s’e va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
Agrandar
Lodo al lodo
Fiscales