Opinión

Graue y el auditorio

 
1
 

 

Enrique Graue.

Un título de Beckett: “Graue y el Auditorio”. Al nuevo rector de la UNAM, Enrique Luis Graue, le preguntaron qué haría con el auditorio Justo Sierra o Che Guevara que lleva más de quince años tomado por unos asaltantes que se lo quedaron en el año de 1999. El rector no supo qué contestar. Ese auditorio simboliza la debilidad de la rectoría, el miedo al uso de la autoridad. Desde hace tiempo, el Che Guevara es una de las obsesiones de Gamés, si los lectores se lo permiten, desde el mullido sillón, Gilga cometerá pecado de autocita, mejor que pecado de refrito. Aquí vamos:

Todo este asunto universitario viene a cuento porque en su viaje al pasado, Gil quiso asomarse al Auditorio Che Guevara. Amigos que no malquieren a Gamés lo previnieron: ni se te ocurra, el Auditorio está tomado desde la huelga de 1999, cuando la policía desalojó a los invasores después de nueve meses de destrucción. Como lo oyen: el Auditorio Che Guevara no existe; o bien, existe, pero de otra forma, se convirtió en la casa de un grupo de jóvenes. Se lo apropiaron. Y deben ser temibles estos jóvenes, o muy cercanos a la autoridad, o ambas cosas, pues desde hace muchos años nadie ha podido ni querido echarlos a la calle y devolverle el Auditorio a los universitarios.

En los interiores del extinto Justo Sierra viven si no felices, sí cómodamente más de veinte familias. Sí, Gilga ha escrito familias. Los prados de la universidad son sus jardines, los salones de la facultad su escuela, el circuito de tránsito universitario, sus avenidas; en fin, una auténtica ciudad, se mandan a sí mismos, nadie los molesta. Incluso han iniciado negocios de comida rápida, fritanga, pulque (sí, pulque) y han realizado exposiciones de fotografía revolucionaria. No le pagan un peso a nadie, los mantiene la UNAM. ¿Cómo la ven? Sin asomo de albur.

Gil ha recordado de golpe que en ese auditorio vio ciclos completos de Resnais y Bertolucci. Sentado en alguna de esas butacas oyó a Julio Cortázar leer relatos completos de Historias de Cronopios y de Famas.

En ese recinto tocó el Tri de Alex Lora, todo esto antes de convertirse en la casa de unas cuantas familias.

Gamés sabe lo que están pensando la lectora y el lector: ¿por qué no los echan a la calle a patadas? Está bien, quitemos lo de las patadas y pongámolos a la calle con las amabilidades del caso. ¿Es Gilga un reaccionario por inconformarse con el regalo que la UNAM le ha hecho a esas familias? Puede ser. Ahora mal: ¿estas líneas contienen un ataque insano a la UNAM? No, salvo que el silencio sea una forma de solidaridad con la cultura universitaria.

Gamés se llevó los dedos índice y pulgar al nacimiento de la nariz y meditó: no es infrecuente que grupos de particulares se adueñen de espacios públicos en la ciudad. Franeleros y vienevienes, grupos del SME, los 400 pueblos, en fin, pero las familias que habitan en el Che Guevara han roto todos los récords: ¡dieciséis años! (actualizado al día de hoy).

Así las cosas (muletilla pagada por Gamés), Gil pide con todo respeto a la autoridad competente el piso cuarto de la Rectoría para mudarse con todo y sus chivas. ¿Hay Sky HD? Si no, a ponerla a la brevedad o los gameses se quedan también con algunos salones de clase. Esas instalaciones les serán devueltas en diez años. ¿Estamos? La verdad: ¿Cuántas generaciones nacerán, se desarrollarán, alcanzarán la plenitud y morirán en el Auditorio Che Guevara?
Ustedes digan.

Un nuevo rector llega a la UNAM y tiene miedo a meterse en ese problema.

Entonces, que vengan otros quince años, total, que tanto es tantito. Si los asaltantes del Sierra-Guevara tenían 25 cuando se adueñaron de ese auditorio, cuando Gil escribe estas líneas, esos señores tendrán 40, y así, hasta la vejez.

¿De eso trata algo de la UNAM? En serio.

La sentencia de Aristóteles quiso adueñarse del ático y espetó: “Gracias a la memoria se da en los hombres lo que se llama experiencia”.

Gil s’en va

Twitter:@GilGamesX

También te puede interesar:

México de mis recuerdos

La comedia que ha comenzado

Inverosímil