Opinión

Grasas trans

 
1
 

 

ME palomitas y nachos caros

“Somos y pensamos por lo que comemos”

Existen dos clases de “grasas trans” en los alimentos: natural o artificial. Las “grasas trans” naturales se producen en los intestinos de algunos animales y los alimentos se elaboran con esas grasas, ejemplos: productos de carne, leche, etc.

Las grasas “transfal” artificiales (trans fatty acids) son elaboradas para un proceso industrial en el cual se agrega hidrógeno y sodio a los alimentos como los aceites vegetales para hacerlos más compactos.

Las “grasas trans” son utilizadas para darle un sabor más agradable a las comidas y es utilizada en los restaurantes para freir todo tipo de comidas. Las “grasas trans” elevan el nivel de colesterol malo (LDL) y reducen el nivel de colesterol bueno (HDL), incrementando el riesgo de enfermedades del corazón, infartos, pudiendo desarrollarse diabetes tipo 2.

Antes de 1990 se conocía muy poco el daño que las “grasas trans” ocasionaban al ser humano. En 1992 se iniciaron las investigaciones para identificar los efectos adversos para la salud de las “grasas trans” (trans fats). Basado en tales descubrimientos, la FDA de EU instituyó regulaciones para poner en las etiquetas de los alimentos: “0 gramos de grasas trans”, aunque normalmente suelen contener pequeñas cantidades de grasa animal menor a medio gramo.

Los alimentos que contienen “grasas trans” son: comidas fritas, buñuelos, churros, papas, botanas y todo alimento preparado con aceite líquido con “grasas trans” o con grasa sólida como mantequilla, margarina , manteca de cerdo, crema de cacahuate, etc.

Alimentos con pequeña cantidad de “grasa trans” (menos de medio gramo por porción), puede ser significativa con el tiempo: galletas saladas, tartas, pizzas congeladas, comida rápida. palomitas en microondas, mantecas vegetales, etc.

Tu protección te la darán los productos que añadan en sus etiquetas el término “0 gramos de grasas trans” o “Sin ácidos grasos trans”. Nunca ingieras alimentos con la leyenda: “parcialmente hidrogenado”. La etiqueta de información nutricional será tu herramienta para reducir o evitar las “grasas trans” en tu dieta. Mantén el consumo de “grasas trans” lo más bajo posible.

Fuente: American Heart Association.

Twitter:@SalvadorGLignan

También te puede interesar:

Venenos metabólicos

¿Por qué no usar jabón actibacterial?

¿Por qué el azúcar arruina tu salud?