Opinión

Graduados, latinos y mujeres, con Trump

   
1
  

   

Simpatizante de Trump celebra el virtual triunfo. (Reuters)

Algo está pasando en el mundo que los ciudadanos parecemos decididos a cambiar nuestro destino, aunque sea para empeorarlo. Tal vez el hartazgo es por esas familias gobernantes, como lo han sido en Estados Unidos los Kennedy, los Bush y ahora los Clinton. Tanto los Bush con Jeb, como los Clinton con Hillary, se vieron rebasados por el populista de derecha Donald Trump.

Pero el electorado estadounidense no tuvo dudas de por quién votaba, nadie puede llamarse sorprendido, ya que podemos acusar de todo a Trump, menos de hipócrita y la verdad es que los ciudadanos compraron su discurso sin importar los insultos que hubiera hecho al grupo con el cual se identificaban.

Y una muestra de ello es que 14 por ciento de las personas LGBTI admitió haber votado por Trump cuando el candidato republicano se había mostrado a favor de que las empresas discrimen a los homosexuales, además de que amenazó en varias ocasiones con quitar la legalización de los matrimonios igualitarios a nivel nacional.
Pero en esta estadística que se da a conocer en la página de Queerty de Estados Unidos, lo que parece el colmo es que 29 por ciento de los latinos haya elegido a Donald Trump, quien consiguió dos puntos más que el candidato de su partido en 2012, Mitt Romney.

Huelga recordar que el actual candidato electo acusó a los latinos de criminales, juró que los deportaría y amenazó con levantar un muro entre México y Estados Unidos, que por cierto, todavía no queda claro quién va a pagar.

Y las mujeres, esas a las que hay que apoyar para que puedan enfrentar la violencia intrafamiliar, a las que se les ha dedicado un día mundial y con las cuales Trump se jactó de asaltarlas sexualmente debido a su poder, también mostraron que les encantan los hombres rudos: 42 por ciento votó por él. Además de su falta de solidaridad de género, ya que era la primera ocasión en que podía haber una presidenta en la Casa Blanca.

Mucho se habló durante la campaña de que los blancos sin educación y sin dinero votarían por él, pero no fueron los únicos; 45 por ciento de los graduados universitarios y 49 por ciento de los graduados universitarios blancos lo eligieron.

Para que quede claro que su único apoyo no fueron los blancos pobres, hay que señalar que 50 por ciento de quienes tienen ingresos entre 50 mil y cien mil dólares al año votó por él.

Mientras que sólo lo hizo 41 por ciento de las personas que ganan menos de 30 mil dólares al año y 42 por ciento de los que tienen ingresos anuales entre 30 mil y 49 mil 999 dólares.

Es el hartazgo de la clase política, pero también la situación económica y la terrible desigualdad.

Hay que recordar que según un informe elaborado por la Oficina Presupuestaria del Congreso de Estados Unidos, que se dio a conocer en agosto de 2016, la proporción de riqueza en manos del 10 por ciento más rico del país se incrementó de 67.5 por ciento en 1989 a 75.7 por ciento en 2013.

Obviamente los pobres se hicieron más pobres, ya que la riqueza de 50 por ciento con menos recursos de la población pasó de 2.9 por ciento en 1989 a 1.1 por ciento en 2013.

Estas son algunas estadísticas que nos dejan perplejos, pero lo más importante es que México y sus instituciones se preparen para el nuevo escenario mundial, porque las amenazas ya se hicieron y sólo falta cumplirlas.

* * *
Hoy a las 10 de la mañana inicia el proceso entrega-recepción en Veracruz, ojalá con esto inicie la distensión en el estado.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Caso 30 artículos religiosos contra los matrimonios gay
​Hendricks chaqueteó
Cuidado con Veracruz