Opinión

Gota a gota, el violento negocio colombiano

  
1
  

  

ME Inseguridad. (Shutterstock)

Laura estaba en una estética en la delegación Iztapalapa, cuando llegaron dos hombres en motocicleta y con tono agresivo le preguntaron a Elisa, la dueña, si tenía el número de teléfono de la propietaria de la papelería, porque no había abierto en varios días y les debía dinero.

Elisa se puso nerviosa y en principio dijo que no lo traía, pero al ver la agresividad de los sujetos, decidió darles todos los datos de su amiga.

Cuando se retiraron le comentó a Laura que esos sujetos prestaban entre 2 mil y 10 mil pesos a los dueños y empleados de los distintos negocios de por ahí.

Primero pasaron y entregaron tarjetas en los locales, después iniciaron los préstamos con 10 por ciento de interés mensual, y tiempo más tarde los deudores se dieron cuenta de la agresividad de los sujetos, que por cierto tienen acento colombiano, cuando se retrasaban en los pagos.

Para Laura esta situación no era desconocida, ella conoce de servicios financieros y sabe que gran parte de los dueños de pequeños negocios no tienen acceso a créditos personales, y también que en México, como en otros países, algunos colombianos vinculados con la delincuencia y en ocasiones con el narcotráfico se dedican a prestar, en un negocio que ha sido denominado “gota a gota”.

Las formas de cobro son muy agresivas, ya que te golpean y te quitan tus pertenencias, como computadoras, celulares, o los artículos de tu negocio.

Además, buscan que te sigas endeudando por encima de tus capacidades y ahí es cuando comienzan los problemas, porque en algunos casos para otorgar prórrogas piden que vendas drogas al menudeo.

Colombia ha exportado el “gota a gota” a varios países de Latinoamérica, como Perú, Argentina, Chile, Brasil y México.

En nuestro país se ha documentado por medios de comunicación, desde 2014, esta forma de préstamos en las delegaciones Tlalpan e Iztapalapa de la Ciudad de México, así como en Veracruz y el municipio de Nezahualcóyotl, del Estado de México.

Sin embargo, no hay un seguimiento por parte de la PGR, y en la Ciudad de México sólo se han presentado dos denuncias, informó el subprocurador de Averiguaciones Previas, Oscar Montes de Oca, quien pidió a la gente que denuncie para que se pueda dar un se-guimiento a este tipo de hechos.

El subprocurador señaló que hasta ahora este delito no está vinculado directamente con el narcotráfico, y que en las dos denuncias participaron sujetos de origen colombiano del sexo masculino.

Ojalá no se mal utilice

En México, el impacto económico del cáncer ascendió a 56 mil 280 millones de pesos, en 2014, lo cual significa el equivalente al 16 por ciento del gasto federal en atención médica.

Ayer, por unanimidad, la Cámara de Diputados aprobó la creación del Registro Nacional de Cáncer, iniciativa presentada por la diputada Sylvana Beltrones, qué permitirá tener un registro de esta enfermedad en las distintas regiones del país para su prevención, detección y tratamiento.

Un ejemplo de la importancia de estos datos es que en el norte de México se registra el mayor número de casos, casi el triple en comparación con el sur, pero es en éste donde se registra la más alta mortalidad, obviamente por razones económica.

Ojalá se dé buen uso a esta información, ya que puede ser usada de forma discriminatoria por empleadores, aseguradoras o los bancos en el momento de otorgar créditos.



Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
No respetaron ni recursos del FONDEN
El PRD, al borde de la marginalidad
¿Se arrepentirá Fidel Herrera?