Opinión

Golpe de timón en Edomex

La llegada de José Manzur como el número dos en el gobierno del Estado de México, no es poca cosa.

Se trata de un hombre de confianza del presidente Peña, que fue su subsecretario de Gobierno en el estado y que tiene peso político en la entidad como para entrarle de emergente en caso necesario.

Y Alejandro Gómez Sánchez, el nuevo Procurador estatal, pues… trabajaba en la Consejería Jurídica de la Presidencia.

Así que usted deduzca.

Al fin que ni queríamos

Ya de plano los magistrados del Tribunal Electoral no se esperaron a que la iniciativa del diputado Beltrones llegara a discutirse para limitar el “haber de retiro” a sólo dos años.

De plano se desmarcaron y renunciaron en definitiva al chequesote que recibirían en caso de que fueran dos años los que les pagaran.

Pero, eso no quita que se vaya a legislar, ahora con más ganas, para hacer explícito el límite de dos años para ese controvertido haber.

El problema es que si se genera ese precedente, al rato hasta los funcionarios públicos del Ejecutivo a los que se limita su campo laboral hasta un año tras haber dejado su cargo, podrían seguir el ejemplo y pedir también su haber. Y ya no se diga otros magistrados.

Y ya entrados en gastos… a ver cuándo terminamos.

Duelo de fotos

Apenas se había dejado tomar buenas fotos Gustavo Madero, desayunando con Jesús Zambrano, líder del PRD, cuando el perdedor de la elección interna del PAN, Ernesto Cordero, hizo lo propio ayer cuando se fue a comer con Emilio Gamboa y Miguel Barbosa, coordinadores en el Senado del PRI y del PRD, respectivamente.

Aunque la explicación de Cordero es que había sido meramente una reunión de cuates, es evidente que anda mostrando músculo, es decir, deja ver que por lo menos en el Senado sigue siendo un interlocutor de mucho peso, que no podrá quedarse afuera de las negociaciones.

Así que, para quienes creían que se lo iban a comer en tacos, pues ya ven que no.