Opinión

Gobierno del DF establece alianza con empresas formales

1
 

 

Sedeco

En México las Pymes no creen en su gobierno como un facilitador, sino como un ente resuelto a complicarles la vida. Es “un poderoso e injusto adversario”, dicen Pymes.

La figura de autoridad se contempla como aquella que niega, que complica, que entorpece e incluso que inventa con tal de poner al empresario entre la espada y la pared. La salida a ese acorralamiento es, por lo regular, la corrupción.

El Gobierno del DF que encabeza Miguel Ángel Mancera escuchó con frecuencia la misma queja y a través de disposiciones de la Sedeco del DF en manos de Salomón Chertorivski propone, en los hechos, una alianza para facilitar la situación irregular de las Pymes de bajo impacto. Una mano de apoyo a las empresas formales.

Un convenio entre la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) de la ciudad capital con el Instituto de Verificación Administrativa de la capital, (Invea DF) concede a las micro y pequeñas empresas de bajo impacto certeza jurídica y legalidad que haga de su ejercicio empresarial uno más fluido y con menos pesadillas de lo que ya de por sí representa el trabajar inmersos en una economía que simple y sencillamente “no anda”.

Es voltear la tortilla al “eres culpable” como inicio que ha definido la actitud de inspectores y en general de muchas autoridades en diversos órdenes frente al empresario.

El convenio faculta a las autoridades de la Sedeco a ser acompañantes de una empresa en cualquier proceso de verificación e incluso un aliado que permita facilitar el cumplimiento de aquello que no esté debidamente registrado o en proceso correcto.

Incluido el proceso de pretensión de clausura. La Secretaría de Desarrollo Económico, a petición de la empresa con problemas, acompañará procesos o concederá asesoría para que la empresa legal sienta un punto de apoyo en la gestión de esta parte del gobierno capitalino.

El año pasado un área de la Sedeco encargada de dar acompañamiento a solicitud de empresas y aspirantes a empresarios permitió a casi cinco mil 500 empresas resolver trámites, procesos e incluso evitar o salir más rápido de una clausura. Porque el cierre de establecimientos, en el caso del “bajo impacto” sólo lesiona al empleado, al empresario, a la sociedad y al propio gobierno que clausura. Es un procedimiento, para el caso, insisto, del “bajo impacto”, en donde todos pierden.

Se ha extendido en tiempo un acuerdo de suspensión por 180 días hábiles para las visitas de verificación por lo que las empresas cuentan con la posibilidad de adherirse al acuerdo para encontrar la regularización ante procesos que lo requieren.

Más de cuatro mil empresas han aprovechado esta oportunidad. El año pasado más de 61 mil ciudadanos de la capital acudieron al apoyo de la asesoría antes de llegar al “grito y sombrerazo”.

Meyer Klip Gervitz, titular del Invea DF, al igual que Salomón Chertorivski W se dicen satisfechos de la fórmula que restituye la confianza del empresario ante sus autoridades. Una mano valiosa que no se contempla así hasta que no se tiene el problema al cuello, que es otra de las características de la Pyme mexicana. No actúa hasta que “no hay de otra”.

De tin marín…
El Gobierno de la capital del país está por anunciar el lanzamiento de un Fondo de Capital de Riesgo que aumentará en casi 100 mdp sus recursos para apoyar proyectos empresariales jóvenes dentro de la ciudad de México.

Llevan nueve meses trabajando en la arquitectura financiera y Nafin participará en él con casi 50 mdp. Será el primero en su género en el Distrito Federal.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
De una petición familiar a una Pyme exitosa y desintoxicante
Pyme desarrolla modelo de negocio sobre 500 años de experiencia
“Birdman”, las Pymes y el “atreverse a hacer”