Opinión

Gobierno combatirá monopolios

Nueva ley incluye desincorporar activos

Si revisa cualquier libro de economía podrá leer que la competencia en los mercados reduce el precio de mercancías y servicios, y contribuye a elevar la productividad.

En México, a pesar de que nuestra carta magna refiere al combate a los monopolios la realidad ofrece resultados pobres.

De ahí que en el primer paquete de reglas secundarias de las tan traídas y llevadas reformas estructurales figure una nueva Ley Federal de Competencia Económica que ayer fue enviada al Congreso por el ejecutivo.

La problemática de escasa competencia la conoce bien el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, quien sin duda sabrá empujar la iniciativa dada su experiencia parlamentaria.

Y es que los mexicanos gastamos 40 por ciento más en mercados con problemas de competencia, a decir de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que algo sabe del tema.

México ocupa el sitio 114 de 148 a nivel mundial en el rubro de “Efectividad de la Política de Competencia Económica”, de acuerdo con las mediciones del Foro Económico Mundial, e incluso en ese rubro estamos detrás de naciones como Panamá (25), India (29), Zambia (37), Brasil (40), China (55), El Salvador (59), Colombia (78) y Honduras (112), con todo y que luego del TLCAN se creó la Comisión Federal de Competencia, que cada vez que ha buscado atacar las fuerzas monopólicas ha tenido que ir a tribunales, de ahí la importancia de la ley enviada por el presidente Enrique Peña Nieto.

La iniciativa presidencial dará más dientes a la CFC para que aplique con celeridad sanciones, e incluye dos nuevos tipos de prácticas monopólicas relativas que sancionan la explotación abusiva de un insumo esencial por parte del agente económico dominante.

Pero sin duda la bala de plata que puede promover en el futuro una mayor competencia en los mercados es la posibilidad de que el gobierno exija a las empresas con poder dominante la venta de activos, algo que si bien se ve como el último recurso, será un instrumento muy poderoso.

La ruta del dinero

La noticia en el ámbito financiero de la semana es la designación del expresidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Guillermo Babatz Torres, como integrante de la Junta Directiva de Scotiabank, y ya no son pocos los que especulan que es sólo la antesala para levantarse como el próximo director general del banco de origen canadiense, aunque en esa entidad desde hace tiempo está el exdirector general de Banamex, Enrique Zorrilla Fullaondo, quien también goza de excelentes credenciales.

Ya hay humo blanco en el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM) que estará al frente de Víctor Ortíz Ensástegui, ingeniero de gran experiencia y candidato de unidad de un organismo que por mucho tiempo fue el gran consultor del gobierno para la toma de decisiones en materia de desarrollo y construcción de infraestructura. Ortiz conoce bien los entretelones de las constructoras mexicanas que en los últimos años han tenido que pelear fuerte por los grandes contratos con las firmas extranjeras.

A quien le está yendo muy bien es a SANLUIS Rassini, la empresa mexicana proveedora líder en componentes de suspensión y frenos para la industria automotriz en Norteamérica y Brasil, que es presidida por Antonio Madero, y que en Sudamérica está al frente de Enrique Villaseñor. Le comento que a través de su subsidiaria Rassini-NHK Automotive acaba de concretar una inversión de 10 millones de dólares para ampliar las operaciones de su planta de Río de Janeiro.

En el mercado bursátil se reconoce la gestión de Aeroméxico para mantener ganancias pese al entorno nada fácil que encara la aviación comercial, donde los márgenes son muy bajos. En 2013 la línea aérea que comanda Andrés Conesa Labastida logró una utilidad neta de mil 83 millones de pesos, cifra mayor a la del año anterior descontando el efecto de la venta del 20 por ciento de Club Premier.

Correo: rogeliovarela@hotmail.com