Opinión

Gobernadores, en falta

    
1
  

 

Cámara de Diputados

El contexto en que se ubica el debate público y parlamentario sobre las iniciativas de ley que proponen regular el marco jurídico de actuación de las Fuerzas Armadas de México, léase Ejército y Marina, es todavía incierto, aunque en general las opiniones señalan que el debate respectivo ha entrado a su etapa final y esto obedece a que la mayoría de las bancadas legislativas pusieron en su agenda de prioridades desahogar el asunto en el presente periodo ordinario de sesiones, lo que de alguna manera hace pensar que habrá ley en la materia antes del 30 de abril. “Si no sale en este periodo, estaríamos en falta”, advirtió Javier Bolaños (PAN), presidente de la Mesa Directiva en la Cámara baja.

El tema no es fácil, y menos si de entrada consideramos el hecho de que la mayoría de los gobernadores y los presidentes municipales no se han aplicado para que los cuerpos policiacos locales se hagan cargo de la seguridad pública, lo que de alguna manera explica el incremento de operativos militares en el país. Visto así el asunto, la aprobación de la ley respectiva pondría a trabajar a los mandatarios locales a marchas forzadas. Es, tal vez, el principal punto a resolver en esta discusión que lleva meses.

¿Por qué esta detenido el dictamen en torno a la iniciativa de ley en materia de seguridad interior?, le consultamos al vicecoordinador de los diputados del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, “porque hay resistencias en el PRD”, contestó tajante, y agregó que la oposición gira en torno a asuntos relacionados con los derechos humanos y la justicia militar.

“Hay seis iniciativas con el mismo tema, tres en la Cámara de senadores y otras tres aquí en la Cámara de Diputados”, nos comentó la diputada Mercedes del Carmen Guillén Vicente, presidenta de la Comisión de Gobernación, quien añadió que los resultados de las consultas, que al respecto se hicieron, están en análisis, pero que aún no hay dictamen. “Seguimos trabajando”, nos dijo.

“La opinión de la Comisión de Seguridad Pública es en sentido positivo”, apuntó a los medios de comunicación el líder de la bancada tricolor, César Camacho, y agregó que hay un acuerdo entre diputados y senadores, para que la Cámara de Diputados sea la cámara de origen, lo que representa otro avance del proceso legislativo que sigue dicha propuesta.

Al respecto, el coordinador de los diputados del PRD en San Lázaro, Francisco Martínez Neri, ha comentado que en este tema falta escuchar a académicos y organismos internacionales, y que, con base a más elementos, se debe tomar una decisión informada, y no precisamente a partir de mayorías o con prisas.

¿Seguridad interior o seguridad pública?, es otro punto a resolver en el diferendo legislativo, por lo que las iniciativas también abordan temas como coordinación intergubernamental, infiltración de gobiernos locales e insuficiencia de los cuerpos de policía.

Entonces, para tratar de entender el porqué del retraso y complejidad con que se procesan los diferendos legislativos, es necesario también retomar las recomendaciones del representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, quien externó su preocupación de que con las iniciativas actuales se “corre el riesgo de petrificar un rol impropio de las Fuerzas Armadas”.

Y frente al impulso que este tema tiene en el Congreso, Jarab planteó en enero pasado algunas recomendaciones:

Que esta ley no implique una suspensión de derechos; sea compatible con todas las obligaciones internacionales del Estado mexicano en materia de derechos humanos; defina medidas estrictamente necesarias, adecuadas y proporcionales a la situación que se pretende enfrentar; establezca que el llamado a las fuerzas militares sea el último recurso; se establezca el retiro gradual de las calles, medible y con plazos definidos de las Fuerzas Armadas.

Son algunos puntos relevantes que tendrá que explicar Miguel Ángel Osorio, secretario de Gobernación, cuando acuda el 1 de marzo a la reunión con los diputados para hablar sobre el tema y convencerlos sobre la factibilidad de la propuesta.

También te puede interesar:
Reconformación de la izquierda
Los retos de Del Mazo
Hay de marchas a marchas