Opinión

Giro radical en conflicto de patentes de Apple vs. Samsung

 
1
 

 

Las 3 conclusiones de la WWCD de Apple

En la redefinición de los nuevos límites del sistema de patentes, que desde hace algunos años se debate en diversas formas y foros, las resoluciones dictadas en jurisdicciones influyentes tienen un peso que trasciende los intereses de las partes y se refleja directamente en ese proceso; y de los muchos asuntos que rutinariamente son resueltos por los tribunales de patentes, los relacionados al conflicto entre Apple y Samsung es particularmente emblemático.

En esta controversia, la primera resolución dictada en agosto de 2012 por una Corte de California, estableció la procedencia de la reclamación que por violación de patentes interpuso Apple, condenando a Samsung al pago de una indemnización cercana al billón de dólares. En principio, esta resolución se constituyó en el veredicto más cuantioso del que se tenga memoria en relación a patentes y posiblemente en cualquier materia por casos diversos a los asociados a acciones colectivas.

Desde el inicio del litigio, lo que muchos especialistas y empresarios vinculados al mercado de la electrónica cuestionaban era la validez de las patentes de Apple otorgadas en relación a la forma del iPhone, y en particular las relativas a las esquinas redondeadas del rectángulo. Esa patente es una de las que sirvió como base para la condena, basada en el argumento de que el diseño del teléfono Galaxy de Samsung era una imitación del mismo. La defensa se orientó desde el inicio a discutir la imposibilidad de diseñar un teléfono de tableta con una presentación que no sea la patentada.

La resolución dictada apenas el 5 de agosto pasado se alinea en principio con este criterio, al considerar que, en todo caso, un diseño de un rectángulo con esquinas redondeadas es una forma que pertenecía al dominio público, por lo que no resultaba apropiable por vía de patente, resultando inclusive obvia en ese campo industrial. En consecuencia, la patente ha sido cancelada, afectando las bases de la condena inicial que fue dictada en contra de Samsung.

A pesar de que la resolución es apelable, parecen existir bases sólidas para que se mantenga firme, en lo que podría marcar un nuevo derrotero en relación a lo que debe entenderse como una nueva forma industrial susceptible de ser registrada. De mantenerse esta resolución, no solo se vendría por tierra la sanción económica impuesta inicialmente a Samsung, sino que el resultado podría revertirse en contra de Apple como responsable de obtener de manera maliciosa derechos sobre una forma del dominio público.

De hecho, dado que el litigio se ha seguido bajo términos similares en diversas jurisdicciones, resultará interesante conocer la forma en que la resolución afectará el curso de los procedimientos en cada caso, atendiendo de manera particular al reconocimiento e influencia que los tribunales de Estados Unidos suelen tener en este tipo de asuntos en tribunales de otras latitudes.

Lo que incluso para los titulares de patentes dominantes empieza a ser una constante, es que la complejidad del sistema y la parafernalia que le rodea se ha vuelto tremendamente costosa y de alto riesgo, y no está cumpliendo cabalmente el propósito de representar un estímulo a la innovación.

Twitter:@JalifeCaballero

También te puede interesar:

Desafían impresoras 3D derechos de Propiedad Intelectual

Reclaman urgente revisión al sistema de patentes

Plantea TPP limitación a Denominaciones de Origen