Opinión

¿GICSA a bolsa?

 
1
 

 

Torre Arcos Bosques

Los primeros días de junio, serán fecha clave para que GICSA demuestre al mercado si está lista para institucionalizar su operación y dejar atrás años de operación familiar, marcada por exitosas etapas de expansión basada en recursos de inversionistas patrimoniales.

Para muchos en la industria, la trayectoria de mayor crecimiento representada por épocas de dream teams donde aparecían prominentes directivos que dieron forma al más reciente performance y pipeline de proyectos, y que ahora forman parte de la alta dirección de grandes consorcios inmobiliarios en crecimiento, siempre ha tenido un halo de grandes apuestas.

Algunas incursiones incluso han trascendido el territorio nacional, es el caso de su expansión en Miami con el último boom inmobiliario del exitoso destino de inversión al que hoy regresan miles de compradores latinoamericanos.

La más reciente crisis de 2008 puso el reto a la firma de reconfigurar el desarrollo planteado para ese ciclo, en esa época quedaron sin definición el ambicioso proyecto de torres residenciales City Santa Fe y la reestructura de pasivos de 2010, que redujo al mínimo su operación.

Sin embargo, en esa estrategia siempre ha figurado la familia Cababie Daniel, quien ahora desde la presidencia representada por Abraham, ha decidido apostar por el camino del mercado de valores.

De acuerdo con el prospecto de colocación, mostrado a inversionistas potenciales, la firma busca colocar el 3 de junio 68.4 millones de títulos que tendrán un precio de salida que se moverá en un rango de entre 17 y 21 pesos, entre inversionistas nacionales y extranjeros.

El plan es emplear los recursos obtenidos para la construcción, desarrollo y adquisición de los 14 proyectos que tiene en su línea de edificación y los que estén por integrarse. De ese grupo, en los cuales se requiere una inversión de 23 mil 043 millones de pesos seis serán de usos mixtos y cinco centros comerciales, entre los cuales figuran Paseo Xochimilco, La Isla Mérida, Paseo Metepec y Nuevo Reforma 156.

Lo que está claro es que en sus poco más de 25 años de operación, ha acumulado un portafolio de 67 proyectos corporativos, industriales, de oficinas que en total integran 2.38 millones de metros cuadrados de superficie rentable y 368 mil 934 metros cuadrados vendidos de espacios residenciales.

En tiempos en que grupos inmobiliarios han optado por vehículos como los Fideicomisos de Inversión de Bienes Raíces (FIBRAS), esta iniciativa pinta a una real diversificación que deja ver lo que aún está por venir en el mercado de capitales mexicano.

ULI por sustentabilidad

La tarde de hoy el Urban Land Institute (ULI) México reunirá en el Club de Industriales a Víctor Lachica de Cushman & Wakefield, John McCarthy de Leisure Partners y Héctor Klerian de JLL para debatir en torno a las posibilidades de la sustentabilidad en el actual contexto que vive el mercado inmobiliario. Ser verde y además rentable, es un tema común que se discute en diferentes mesas de inversionistas.

Eficiencia energética en IMEI
Esta mañana el Instituto Mexicano del Edificio Inteligente (IMEI) celebró un foto para comentar sobre los detalles de la eficiencia energética en los edificios, cómo se mide, cuál es si destino cuando se considera para calificar bajo el modelo de certificación LEED, la norma ISSO 20001 y algunas otras opciones de certificación como el BREAM y el Energy Star.

Esta discusión es indispensable en estos días para prácticamente cualquier inversionista que busque tomar el camino de la sustentabilidad en edificaciones.

También te puede interesar

Fibra Monterrey, cambia las reglas

Nace segundo líder global

FIBRAS a debate