Opinión

Get up, stand up! ¡Párate, levántate!

10 febrero 2014 5:8 Última actualización 22 agosto 2013 5:26

 
María de los Ángeles Mascott Sánchez
 
 

Para Nina, sus amig@s y compañer@s: ¡Lean! Abran sus ojos al mundo ¡Gócenlo! Y… ¡Cuídense!
 
 
Con admiración para Rosy Orozco y 'Claudia' ¡campeonas y valerosas!
 
 
“Marcela Loaiza sabe que es guapa, pero nunca imaginó que esa belleza le ocasionaría tantos problemas… además de su hermosura, influyeron otros factores.”Hace unos días, con café en mano y la mente abrumada por una larga lista de pendientes “urgentes”, recibí, de una ex diputada, uno de los muchos libros que cada mes –afortunadamente– me envían personas, editoriales y organizaciones de todo tipo. La mayoría son análisis especializados, tesis de grado, libros periodísticos, ensayos y, felizmente, poemas, ilustraciones y litografías.
 
 

El tema de conversación, por corto tiempo (había reuniones que atender): la trata de personas. Abundaron cifras, análisis de leyes, pendientes legislativos en los estados, necesidades económicas. Con el compromiso personal de dar seguimiento más detallado a la legislación local y la armonización legislativa, llegué a casa.
 
 

Frente a un plato de arroz y chiles rellenos, abrí el libro… Leí, leí y leí. Y con el alma inquieta, pena y vergüenza ante la ceguera –mi ceguera– confieso que el libro, “devorable” en 2 horas, transformó mi visión. Números y datos son personas: con nombre, dolores y miedo.
 
 

“A mí me respeta… Tenga, tenga, tenga…” Niña guatemalteca, de 7 años, en Cancún, mientras pelea, en el aire, con un “gringo negro”, interlocutor presente en su memoria (Rosy Orozco y Evangelina Hernández, Del Cielo al Infierno en un Día, Ed. Diamente, México, 2012).
 
 

“Claudia se encontró con Omar… también la vio desvalida, la atrapó con su labia, hasta convencerla primera y luego obligarla” (Ibidem).
 
 

Y leí más: “Marcela Loaiza sabe que es guapa, pero nunca imaginó que esa belleza le ocasionaría tantos problemas… además de su hermosura, influyeron otros factores: el azar, las necesidades económicas y la inocencia”. A los 21 años llegó a Japón desde su pequeño pueblo en México, para encontrarse con una red de trata encabezada por japoneses y colombianos… (Letras Libres, abril 2010).
 
 

“Tengo 17 años… Voy de un lugar a otro y se abusa de mí de un lugar a otro… Acabé bailando en un club con 11 años. Durante muchos años mi vida ha sido una serie de golpes y pérdidas… no sé qué sucederá mañana. Quiero morir antes de mi próximo cumpleaños” (Ron O´Grady, “El niño y el turista”, http://rainbows.wecspain.org/roh/html/body_ninos_explotados_sexualmente.html).
 
 

En el mundo hay más de 10 millones de niñas, niños y adolescentes explotados sexualmente.
 
 
1.2 millones de niñas y niños son traficados con fines de explotación sexual cada año.
 
 
Asia es el continente más asolado por esta forma de esclavitud. Se calcula que sólo en Bangkok, 40 mil de 100 mil prostitutas que hay son menores de 14 años.
 
 
Unicef aclara que 7 de cada 10 víctimas de trata sexual en el mundo son niños.
 
 
En 2000, Unicef estimó en más de 16 mil niños, niñas y adolescentes l@s sujet@s a explotación sexual en México.
 
 
De acuerdo con el Fondo de Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen Organizado, México es el quinto país en el continente, y el 25 a nivel mundial, con más incidencias de trata. 9 de cada 10 casos son con fines de explotación sexual.
 
 
El origen y fuerza de la trata son las familias que no hablan, la violencia intrafamiliar, los hogares en donde hay adicciones, los golpes, la incapacidad para escuchar.
Get up, stand up: stand up for your rights!
 
 
Bob Marley
 
 
Cuando el relativismo moral se absolutiza en nombre de la tolerancia, los derechos básicos se relativizan y se abre la puerta al totalitarismo.
Benedicto XVI.
 
 
Directora General de Análisis Legislativo del Instituto Belisario Domínguez, Senado de la República. Doctora y Maestra en Gobierno por la Universidad de Essex, Reino Unido, y Licenciada en Relaciones Internacionales por El Colegio de México.