Un pequeño paso
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Un pequeño paso

COMPARTIR

···

Un pequeño paso

07/11/2018
Actualización 07/11/2018 - 14:42

Con la bandera del arcoíris, porras y selfies, la comunidad LGTTBI apoyó en el Senado un dictamen que otorga derechos de seguridad social a matrimonios gay, que fue turnado a la Cámara de Diputados para su aprobación.

Estos derechos ya los podían ejercer los matrimonios del mismo sexo, desde 2013, cuando el entonces director del ISSSTE, Sebastián Lerdo de Tejada (qepd) los incluyó como derechohabientes y posteriormente lo hizo el IMSS.

De cualquier forma, si se aprueba esta ley sería un gran avance porque le da facultades a las instituciones para otorgar el servicio; sin embargo, todavía falta que se vote en la Cámara de Diputados.

Y en clara contradicción con estos avances, ayer en San Lázaro legisladores del PAN y del PES dieron su respaldo a diversas organizaciones de la sociedad civil que pretenden evitar el impulso de iniciativas para legalizar el aborto, la mariguana, la eutanasia y el matrimonio igualitario en todo el país.

El Frente Nacional por la Familia entregó a los diputados más de 165 mil firmas en rechazo a la “agenda de muerte”, propuesta por la senadora Olga Sánchez Cordero, y se dicen a favor de la libertad.

En definitiva no me queda claro si la libertad a la que se refieren es la imposición de sus ideas, ya que las propuestas para legalizar el aborto, la mariguana, la eutanasia y el matrimonio igualitario de ninguna manera obligan a nada, ya que no se les pide que aborten o fumen mariguana.

Simplemente se trata de dar libertades a la población para tomar sus propias decisiones, pero la derecha considera que la libertad es imponer sus ideas.

Y por desgracia el dictamen aprobado por unanimidad en el Senado para otorgar derechos de seguridad social a matrimonios gay, todavía tiene que pasar por la Cámara de Diputados, la cual puede dejarlo en la congeladora como sucedió hace seis años, cuando se aprobó en Diputados y nunca se discutió en la Cámara alta.

El documento reforma y adiciona leyes del IMSS y del ISSSTE y permitirá acabar con la discriminación en esas instituciones federales, al respetar los derechos de matrimonios del mismo sexo en el acceso a la pensión por viudez y la atención médica.

La iniciativa explica que cualquier beneficio derivado del régimen de seguridad social se adquiere por el hecho de pagar la cuota correspondiente al financiamiento de ese seguro, y no por el sexo de los afiliados, por lo que no hay razón para negárselos.

Pero todavía falta mucho para homologar los derechos de las parejas del mismo sexo en todo el país, ya que a pesar de que los matrimonios son legales en la Ciudad de México desde hace ocho años, no se ha podido avanzar para armonizar las leyes a nivel nacional.

Y en 2017, cuando el presidente Enrique Peña Nieto presentó una iniciativa para legalizar los matrimonios de parejas del mismo sexo y la adopción, la respuesta en entidades como Guanajuato, Aguascalientes, Nuevo León y otras fue muy adversa, e incluso se convirtió en factor para que el PRI perdiera en las elecciones estatales.

Las libertades individuales son todavía un tema pendiente en nuestro país, y las ha tomado como bandera la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien ha mantenido un compromiso en este sentido y se espera presente el próximo jueves una iniciativa para legalizar el uso de la mariguana recreativa.

La moneda sigue en el aire y a pesar de las porras y las banderas de arcoíris todavía no es ley, además falta mucho para acabar con la discriminación.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.