¿Será el principio?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Será el principio?

COMPARTIR

···

¿Será el principio?

17/04/2018
Actualización 17/04/2018 - 13:42

Es innegable su experiencia, porque tres elecciones no han sido en vano, pero al parecer el candidato puntero en las encuestas podría estar cerca de volver a perder el rumbo. El tema del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) lo ha llevado no sólo a confrontarse con uno de los principales empresarios del país, sino también a que se recuerden sus rasgos de intolerancia.

Todavía no son las elecciones y el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, ha logrado sentar a distintos empresarios a explicarle por qué no puede parar el nuevo aeropuerto.

Ayer lo hizo Carlos Slim, quien defendió el proyecto y señaló algo que debería recordar López Obrador: “Ahorita no tiene por qué meterse, ahorita son candidatos, que hagan sus estudios. Esta es una decisión que se tomó hace cinco o seis años; ahorita no veo qué se discute y lo único que veo es que debe analizarlo más a fondo con los efectos nacionales y en la Ciudad de México”.

Quizá si tuviera presente que todavía no gana la elección presidencial se metería en menos problemas. Pero eso no lo ha tenido claro a pesar de lo sucedido en las dos elecciones pasadas. López Obrador insiste en enfrentarse con los hombres más fuertes del país.

Como señaló el empresario en su conferencia de prensa: “Me preocuparía y me daría miedo por lo que siga, porque si ese va a ser el criterio para las inversiones, pues hay riesgo”.

Como muchos le recomendaron en 2006, primero llega al gobierno y después peléate con los empresarios; pero al parecer esta no es una lección aprendida, ya que después de la conferencia de prensa de Carlos Slim el candidato decidió responderle: “Lo están utilizando para tratar de contrarrestar el avance de nuestro movimiento, pero no les va a funcionar, la gente ya decidió que no va a haber corrupción en México. Ya la gente decidió acabar con el bandidaje oficial”. Y todavía lo retó al señalar que si es tan buen negocio, que Slim lo haga con su dinero.

Y si no le quedó claro con la conferencia de Carlos Slim, debía de observar con más cuidado la campaña del Consejo Coordinador Empresarial, que difundió el primero de sus spots sobre el momento que se vive en este 2018. En este video se critica a quienes quieren cambiar la situación del país con una varita mágica.

En el spot, que es parte de los mensajes de 'México, Mejor Futuro', dirigidos a empleados de las empresas y población en general, se señala que las cosas no pueden desaparecer o aparecer como si un mejor futuro dependiera de una varita mágica, y piden dejar la magia para los cuentos ya que un país no se construye de esa manera, sino con el trabajo de todos. Cierra con la frase “defendamos juntos lo que hemos construido”.

Puede ser el principio, pero López Obrador ya debería haber aprendido que enfrentarse con el sector empresarial no es cosa fácil, que puede ganarnos a los demás ciudadanos con promesas como la venta del avión presidencial, que no significaría nada en el presupuesto, o quitar las pensiones a los expresidentes e inventar que llegan a cinco millones de pesos por cada uno, pero los hombres del dinero no estarán dispuestos a que se caigan sus inversiones ni a que se juegue con sus empresas. Quizá sea momento de la reconsideración por parte del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, o también puede volver la frase de 'un peligro para México'.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.