PRI viola estatuto con designación de René Juárez
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

PRI viola estatuto con designación de René Juárez

COMPARTIR

···

PRI viola estatuto con designación de René Juárez

03/05/2018
Actualización 03/05/2018 - 14:10

De un solo golpe, el candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, acabó con los rumores del voto útil a favor del panista Ricardo Anaya y fortaleció su candidatura al acercarse al partido que le dio cobijo: el tricolor.

Sin embargo, violaron el artículo 179 de su estatuto, que señala que, en caso de licencia temporal o definitiva, será la Comisión Política Permanente la que las otorgue y la persona que quede en el cargo lo hará por prelación, es decir, si se va Enrique Ochoa, la presidenta tiene que ser Claudia Ruiz Massieu, quien tendría que convocar una elección en un plazo no mayor a 60 días .

Cuando las encuestas colocan a Meade en el tercer lugar, y después del debate de candidatos presidenciales en el que no logró sobresalir, por fin el candidato ciudadano del PRI decide acercarse al partido, y precisamente por un hombre cercano a quien era su principal contrincante para la candidatura presidencial: Miguel Ángel Osorio Chong.

René Juárez Cisneros, quien sustituye en el PRI a Enrique Ochoa, es un hombre que se puede identificar con distintos grupos priistas pero en los últimos años estuvo en la subsecretaría de gobierno de la Secretaría de Gobernación con Miguel Ángel Osorio Chong.

También fue cercano a Rubén Figueroa –de hecho, con su apoyo llega a la gubernatura de Guerrero– y es quien le entrega el cargo a la oposición con Zeferino Torreblanca.

No es en definitiva el priista más conocido, pero fue considerado por José Antonio Meade desde el inicio de su campaña, ya que es uno de los cinco coordinadores por circunscripción lo que lo puso a la altura de Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes, Mariano González Zarur y el propio Miguel Ángel Osorio Chong.

Pero sacar a un partido del tercer lugar no sólo puede implicar un cambio del presidente, sino todo un golpe de timón que permita que José Antonio Meade pueda tener una oportunidad para competir con el puntero Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia.

Es por ello que los priistas aseguran que con Enrique Ochoa, quien tenía la credencial número tres del PRI, también saldrá el coordinador de la campaña, Aurelio Nuño, quien sin lugar a dudas es el hombre de confianza del presidente Enrique Peña Nieto.

Con esta definición, el PRI espera acercarse a los ocho millones de votos que tiene perdidos y que aseguran se fueron con el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, pero como comenta el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, ganar esos votos requiere de volver a darle un lugar a la militancia priista, esa que hicieron a un lado en la selección de candidatos a diputados, senadores, gobernadores… en fin, la gran mayoría de los tres mil 400 cargos de elección popular.

Recuerda que fue en el CEN del PRI donde se encargaron de asestarle el golpe mayor a la campaña presidencial, con el diseño de las listas plurinominales que entregaron a algunos muy conocidos por estar siempre ahí o, en el otro extremo, algunos que sólo son conocidos por su escasa experiencia política.

Ulises Ruiz advirtió desde hace tiempo los errores que cometía su partido, y ahora reitera que se deben remover a candidatos como Ximena Puente, cuya inclusión es un golpe más a la credibilidad de los órganos autónomos. A Rubén Moreira, quien tiene mucho trabajo en la Secretaría de Organización del PRI y es plurinominal al igual que su esposa, Carolina Viggiano, y al igual que Vanessa Rubio o Fernando Galindo, cuyas capacidades nadie pone en tela de juicio, pero si están seguros del triunfo, deberían esperar a ser parte del gabinete.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.